Un potrillo y su oso de peluche se vuelven inseparables

Un día encontraron a Breeze abandonado en plena naturaleza y un refugio de Inglaterra decidió acogerlo y adoptarlo. Allí, los voluntarios decidieron regalarle al potrillo un gran oso de peluche para reconfortarlo. Observad su reacción tres años después, al rencontrarse con "Buttons", su peluche y amigo de la infancia.

Un potrillo y su oso de peluche se vuelven inseparables
Leer más
Leer más