Una madre hace que esposen a su hijo para castigarlo.

Para castigar a su hijo de 10 años por su mal comportamiento en el colegio y, en particular, con su profesora, esta madre de familia ha encontrado una solución impensable: llamar a la policía. De hecho, para ayudar a Chiquita Hill, la policía le pone las esposas al pequeño e incluso lo suben al coche de policía. Una cosa está clara, el pequeño Sean no volverá a molestar a su profesora en un tiempo.

Una madre hace que esposen a su hijo para castigarlo.
Leer más
Leer más