Poliartritis reumatoide: crónica, síntomas y tratamiento

¿Qué es la poliartritis remautoide?

Se trata de una enfermedad crónica e inflamatoria que afecta a las articulaciones. Conoce cuáles son sus síntomas y tratamiento.

Poliartritis reumatoide: Definición

Se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones y con frecuencia se presenta en forma de reumatismos inflamatorios crónicos. Tiene lugar en el sinovial (la membrana que rodea las articulaciones). Es una dolencia que afecta más a las mujeres que a los hombres (3 de cada 4 pacientes son mujeres) y suele aparecer en la edad adulta, en torno a los 40 años.

Diferencia entre la artritis y la artrosis

Ambas son enfermedades inflamatorias crónicas (entre otras que existen) que afectan a las articulaciones y ambas se dan más en mujeres que en hombres. Sin embargo, los causantes y la extensión de la enfermedad son diferentes.

Mientras que la artritis puede afectar a varias articulaciones a la vez, ya que puede deberse una infección, un traumatismo o una enfermedad autoinmune (afección que se da cuando el sistema inmunitario ataca las células sanas del cuerpo por error), la artrosis consiste en una pérdida del cartílago y hace que los huesos se rocen y se vayan desgastando. Esto ocurre en una articulación que ha sido usada en exceso debido a los movimientos repetitivos de una actividad profesional o actividad física intensiva.

Poliartritis reumatoide: Síntomas

Los síntomas se presentan a través de crisis de fuerte dolor articular, que se dan principalmente durante la noche. Esta situación afecta a la calidad del sueño generando fatiga durante el día. 

El dolor conlleva una rigidez matinal de las articulaciones resentidas que dura 30 minutos aproximadamente y va evolucionando a lo largo del día según se vaya acumulando líquido en la membrana sinovial. Todo ello general hinchazón y dolor en las articulaciones.

Por su parte, la poliartritis afecta más comúnmente a las pequeñas articulaciones de las muñecas, manos, tobillos y pies. Con el tiempo, otras articulaciones se pueden ver afectadas como los codos, la cadera o las rodillas. Las versiones no graves de la poliartritis provocan dolor o crisis de intensidad variable que se alternan con periodos de remisión. En las formas más graves se puede llegar a experimentar la deformación y rotura de las articulaciones y los tendones.

Poliartritis reumatoide: Causas

Los causantes no son muy conocidos todavía, pero los factores que se consideran que pueden afectar son:

- Obesidad

- Fumar

- Desajustes del sistema inmunitario

- Predisposición genética

- Cambios hormonales

- Conmoción psicológica

Poliartritis reumatoide: Tratamiento

El tratamiento siempre es personalizado para cada paciente y depende del estado de gravedad de la PR, los síntomas, las articulaciones afectadas y las contraindicaciones, pero siempre es importante que con los primeros síntomas se vaya al médico para poder frenar su evolución. Ya que a su vez, esta inflamación de las articulaciones puede desembocar en otras enfermedades como el síndrome del túnel carpiano.  

Leer más
Una mujer se asusta cuando presencia la ecografía de su hermana

El tratamiento está enfocado al control de los síntomas y la modificación de la progresión de la enfermedad. Los fármacos habituales, consisten en analgésicos para el dolor, antiinflamatorios y corticoides para el hinchazón.Es muy recomendable recibir orientación médica para gestionar la poliartritis y asistir a un fisioterapeuta para rehabilitaciónet manutención de las articulaciones.

Según la evolución del paciente, se puede llegar hasta la intervención quirúrgica conocida como sinovectomía, en la que se elimina total o parcialmente la membrana sinovial afectada. 

• Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse