Pielonefritis: Síntomas, causas y tratamiento
Pielonefritis: Síntomas, causas y tratamiento

Pielonefritis: Síntomas, causas y tratamiento

Se trata de una infección urinaria que afecta a los riñones y que se produce habitualmente por una cistitis no tratada.

Pielonefritis: Qué es

Se trata de una infección bacteriana de orina que afecta a los riñones y que se produce habitualmente por una cistitis aguda no tratada.

La bacteria Escherichia Coli afecta habitualmente a las mujeres habitualmente a partir de los 55 años y también a las embarazadas.

Pielonefritis: Síntomas

Los síntomas son los característicos de la cistitis (ganas frecuentes de orinar, sangre en la orina y quemazón durante la micción), pero se presenta habitualmente por:

- Fiebre bastante fuerte de forma repentina

- Escalofríos

- Sudores fríos

- Fatiga

Es habitual que la persona sienta un dolor en la zona lumbar (lumbalgia) que se extiende hacia los genitales.

Otros síntomas habituales son:

- Diarrea

- Náuseas

- Hipertensión

- Anemia

- Vómitos

En los niños puede afectar la pielonefritis con una pérdida de peso importante, cambios de humor y color y olor inusual de la orina.

Pielonefritis: Causas

En la mayoría de los casos se debe a la bacteria Escherichia Coli, pero también esta enfermedad puede ser ocasionada por los estafilococos o los enterococos.

Los perfiles más susceptibles de contraer la infección son aquellas con anomalías urinarias o genitales como las malformaciones en el tracto genital, el reflujo vesiculo-uretral, entre otros.

Las personas que sufren diabetes crónica o VIH son también propensas a contraer este tipo de infección.

Pielonefritis: Tratamiento

Es preciso consultar un médico con la aparición de los primeros síntomas. Primero el especialista realizará un análisis de orina y de sangre, así como en determinados casos una ecografía de riñón o vejiga.

El tratamiento consiste en una antibioterapia que permite comprobar la eficacia de los antibióticos sobre el germen patógeno.

Se aconseja durante este periodo ingerir mucha agua y descansar.

Cuando hay complicaciones al respecto, se considera la cirugía que consistirá en un drenaje de urgencia para permitir el flujo normal de orina por las vías urinarias.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración