Por qué nos salen puntitos rojos en la piel

Por qué nos salen puntitos rojos en la piel

Conoce por qué salen puntos rojos en la piel, cuáles son sus causas y la forma de tratarlos en este artículo.

La queratosis pilaris, comúnmente denominada piel de gallina, son unos puntos rojos que aparecen en la piel y que tiene un tacto de ave desplumada. Es un trastorno perenne pero que puede ser tratado para disminuir su efecto.

Cómo se forma estos puntos rojos en la piel

La piel de gallina no es provocada por el miedo, sino por una acumulación de las células muertas de la piel, es decir, de la queratina, una proteína que está presente en la piel. Esta proteína se acumula en los folículos pilosos creando así unas pequeñas protuberancias.

Cuando un folículo piloso se encuentra bloqueado por la acumulación de queratina, el vello no puede salir a través del poro y se crea así los famosos pelos encarnados o enquistados.

Los síntomas de la queratosis pilaris

Las protuberancias que aparecen suelen ser de color rojas, aunque también pueden crearse puntos de color carne, blanco, negro, púrpura rosáceo (en pieles más claras) y marrón (en pieles más oscuras).

El tacto de la piel cuando está afectada por este trastorno es áspero como un papel de lija. Además, la piel suele estar más seca de lo normal.

Estos puntitos rojos no pican, aunque a veces los bultitos pueden inflamarse e irritarse, por lo que se deberá aplicar cuidados especiales para la piel.

La queratosis pilar es más común en mujeres que en hombres, y suele aparecer en edades jóvenes. Es un trastorno que no se puede curar, pero que con el paso de los años suele desaparecer.

La piel de gallina aparece normalmente en la espalda y los brazos, aunque también puede desarrollarse en los muslos, las manos y las piernas. Cuando aparecen en las mejillas, se recomienda tratarla bien para que no haya problemas estéticos.

No es contagiosa, pero este trastorno tiene un componente genético, por lo que se puede transmitir de padres a hijos.

Qué hacer en caso de tener esta afección

Aunque este trastorno de la piel no tenga cura, se puede aplicar un tratamiento para reducir las protuberancias así como la sequedad  de la piel, especialmente cuando aparece en las mejillas.

El principal objetivo del tratamiento es eliminar la obstrucción de los poros. Para ello, se deberá seguir los siguientes consejos, analizando siempre las cremas del mercado, pues algunas como las cremas de Lidl no son las mejores:

-       Realizar una exfoliación de la piel con esponjas especiales o cremas exfoliantes dos veces por semana. 

Hidratar tu piel todos los días, tanto de día como de noche, para evitar la sequedad. Utilizar cremas hidratantes que tengan como ingredientes la urea o el ácido láctico, en proporciones de 10% y 12% respectivamente.

 

Aplicar cremas que contengan derivados de la vitamina A para combinarlo con la hidratación. Algunos compuestos derivados son el ácido retinoico y el adapaleno, muy utilizados para tratar el acné.

 

Leer más
Afeitarse el rostro para tener una piel suave, una moda que te puede salir muy cara

 Durante los meses de inviernos secos, se aconseja utilizar humidificadores. El aire húmedo ayuda a evitar la sequedad de la piel consiguiendo así un alivio de los síntomas de la piel de gallina.

Aplicar algunas de las técnicas de hidratación sin utilizar cremas.

En caso de brote o problemas severos, se aconseja consultar a un médico.

Irene Peris Martínez
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración