Egg challenge: el reto para perros que se ha puesto de moda por una buena causa
Egg challenge: el reto para perros que se ha puesto de moda por una buena causa
Leer más

Egg challenge: el reto para perros que se ha puesto de moda por una buena causa

Desde hace algunos días, un nuevo desafío agita la red y a los amantes de los animales. Se llama « Egg challenge » y consiste en colocar un huevo, ya sea crudo o duro (en ambos casos, el huevo es muy frágil), en la boca del perro. ¡Así, se pretende demostrar que las mandíbulas de los perros son más suaves de lo que parecen!

Colocar un huevo en la boca de tu amigo canino para demostrar que sus mandíbulas no son, en realidad, tan peligrosas como parecen. Ese es el principio del Egg Challenge, un nuevo desafío en Internet que causa furor entre los amigos de los animales. La idea de demostrar que los perros no son agresivos y que sus mandíbulas no hacen daño les ha parecido genial.

¿Y cómo funciona el experimento? Es muy sencillo: los dueños colocan un huevo (crudo o duro, en ambos casos frágil) en las fauces de su can… ¡y observamos el resultado! ¡Rápidamente nos damos cuenta de que en ninguno de los vídeos publicados se rompe ningún huevo! Los perros se contentan sosteniéndolos en la boca, sin apretar las mandíbulas y sin intención de romperlos de un bocado.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración