Sploshing, el juego sexual que mezcla orgasmos y comida

Se trata de una técnica (un tanto pringosa) que te ayudará a alcanzar el orgasmo, a disfrutar más del sexo y a aumentar tu confianza.

Sploshing, el juego sexual que mezcla orgasmos y comida
Leer más
Leer más

¿Qué es el sploshing? Se trata de una práctica te ayudará a alcanzar el orgasmo, a disfrutar más del sexo y a aumentar tu confianza. El sploshingo el WAM (del inglés, wet and messy; húmedo y sucio) consiste en mezclar comida y sexo.

Se trata de una técnica sexual fetichista que consiste en utilizar diferentes alimentos –ya sean sólidos, líquidos o gaseosos– y untarlos, restregarlos o rociarlos en el cuerpo de nuestra parejao en el propio. De esta forma, podemos activar las zonas erógenas a través del contacto con los alimentos, ya sea por su textura, sabor u olor.

Pero el sploshing no es nada nuevo. Nada más lejos, es una técnica milenaria. Según los registros históricos, los griegos y los romanos concluían sus festines en orgías.

Entre este tumulto de cuerpos y comida, la imaginación les llevó a experimentar con los alimentos como potenciadores sensoriales. Es decir, que no solo encontraban placer en su degustación, sino también en su tacto.

Así que ya sabes, si lo que quieres es probar una nueva forma de disfrutar el sexo, el sploshing podría ser para ti. Solo tienes que tener ingredientes que te resulten agradables, como la miel, el chocolate, frutas, cremas, dulces, helado, vino hielo o lo que quieras.

Eso sí, si quieres evitar infecciones, procura alejar de tus partes íntimas alimentos ácidos o picantes que puedan irritar las zonas más sensibles de tu cuerpo.