Relaciones íntimas durante el embarazo, ¿es bueno o malo? Desmentimos 4 mitos
Relaciones íntimas durante el embarazo, ¿es bueno o malo? Desmentimos 4 mitos
Relaciones íntimas durante el embarazo, ¿es bueno o malo? Desmentimos 4 mitos
Leer más

Relaciones íntimas durante el embarazo, ¿es bueno o malo? Desmentimos 4 mitos

Existen muchos falsos mitos acerca del sexo durante el embarazo. Por eso, resolvemos algunas de las dudas más frecuentes que se hacen las futuras mamás.

Mantener relaciones durante el embarazo es positivo, tanto para la pareja como para el bebé, sin embargo aún hay falsas creencias sobre este tema. A continuación, desmentimos 4 mitos sobre el sexo en el embarazo.

1. El sexo hace daño al bebé (H2)

Todo lo contrario, es altamente beneficioso para él. El organismo de la madre libera endorfinas y la región pélvica recibe más sangre, provocando que el bebé experimente una sensación placentera dentro del útero.

2. El embarazo disminuye el deseo sexual (H2)

Es probable que la mujer atraviese por momentos en los que la libido caiga, sobre todo en el primer trimestre. Sin embargo, durante el segundo trimestre el deseo tiende a reaparecer, incluso a aumentar.

3. El sexo es menos placentero (H2)

No solo es falso, sino que algunas mujeres dicen que es todavía más placentero. El aumento de la irrigación sanguínea provoca una mayor sensibilidad y aumenta el flujo. Es decir, la vagina se vuelve más sensible y está mejor lubricada.

4. Hacer el amor ayuda a acelerar el parto (H2)

En este caso el mito sí que es cierto. El sexo, es una forma natural de acelerar el parto cuando este se retrasa. Si además llegas al orgasmo, mucho mejor, porque estos provocan contracciones en el útero.

Recuerda que las mejores posturas son las que no ejercen presión abdominal. Aunque el sexo es bueno, debe ser el médico quien te diga si es seguro, ya sea porque el útero necesite reposo o por otras complicaciones como amenaza de parto prematuro o rotura del saco amniótico.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración