Relación liana: qué es y cómo identificarla

Quizás sea la menos conocida de entre los tipos de relación que existe, pero es la más común. Quién más y quien menos ha tenido una relación liana. Descubre sus características y cómo identificarla.

Relación liana: qué es y cómo identificarla
Leer más
Leer más

Quien más y quien menos ha visto en las películas y series que las protagonistas sufren una dolorosa ruptura y comienzan una relación casi inmediatamente.

Algo que también ocurre en la vida real. Sin embargo, aunque inicialmente pueda parecer una buena decisión, la verdad es muy diferente.

Las denominadas relaciones liana tienen más desventajas que puntos a favor.

Qué es una relación liana

Las relaciones liana surgen cuando una persona rompe una relación importante y/o que duró en el tiempo, y sin dejar espacio para el duelo personal, comienza una nueva.

No es extraño. No son pocas las personas que optan por esta estrategia antes de enfrentar un tiempo en soledad.

El problema radica precisamente en esto: se impide procesar emocionalmente lo que supone una ruptura.

En la mayoría de los casos, por un temor a la tristeza, ansiedad, la ira o los sentimientos de soledad y culpa que provoca en la persona.

Los psicólogos advierten, sin embargo, que existen riesgos emocionales severos en este tipo de relaciones afectivas.

En primer lugar, casi siempre fracasan. Un clavo no saca a otro clavo, como se dice románticamente.

Tras el subidón de endorfinas y dopamina llega la cuesta abajo y el fin del enamoramiento. Y con él, esa sensación de vacío y soledad que hace que o bien se acepte (y se supere) o se incurra en una nueva relación liana.

El daño que provoca también afecta a la persona con la que se establece la nueva relación: se convierte en tu particular efecto placebo y se puede herir gravemente a esta persona.

El origen de la relación liana

Detrás de esta decisión se encuentran las emociones negativas asociadas a la ruptura y cómo se afronta.

Las personas con tendencia a caer en relaciones liana muestran una necesidad desesperada por evitar la soledad.

Según un estudio deThe Journal of Personality and Social Psychologyese miedo hace que no se evalúen los candidatos de forma objetiva.

Otros incurren en un miedo atroz al abandono de esa persona, lo que demuestra también cierta dependencia.

El amor edulcorado de películas y libros también afecta: se cree que ese romanticismo que muestran tendrá un reflejo real.

En definitiva, se trata de casos donde la dependencia emocional y el autoestima bajo afectan a la salud mental y la concepción de las relaciones.