Razones por las que no deberías tener sexo en el agua
Razones por las que no deberías tener sexo en el agua
Leer más

Razones por las que no deberías tener sexo en el agua

Hacer el amor en el agua puede sonar romántico, pero hay algunos riesgos muy serios.

Un hermoso mar azul o una lujosa piscina pueden darte rápidamente algunas ideas muy traviesas. Pero antes de sumergirte de cabeza en tus fantasías, es importante saber qué esperar.

Un entorno que alberga bacterias

Mientras que tanto el agua dulce como el agua de mar contienen bacterias que nuestra piel es capaz de tolerar, estas bacterias son mucho menos apreciadas por nuestras partes privadas. De hecho, tener relaciones sexuales en el mar puede aumentar el riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario.

Al igual que tener sexo en una piscina, donde las posibilidades de contraer infecciones por hongos aumentan, ya que el agua de la piscina destruye la flora bacteriana natural de la vagina.

Otros problemas más técnicos

Es igualmente importante saber que el agua de mar reduce la lubricación natural, pero también la de los preservativos. Como resultado, los condones tendrán más probabilidades de romperse y por lo tanto aumentarán el riesgo de contraer una ITS. Recuerda utilizar una protección adecuada o un lubricante a base de silicona. Además, recuerda que la sal y la arena irritan la piel, así que espera que ese efecto se multiplique para sus partes privadas.

Una práctica que no está necesariamente permitida

Por último, también tenemos que señalar las implicaciones jurídicas de este acto. Si estás desnudo en áreas públicas, te arriesgas a un año de prisión y una multa importante, dependiendo del país en el que estés. Para limitar los riesgos, siempre puedes quedarte en casa y probar esto en tu bañera… solo ten cuidado de no resbalar.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración