Qué es el síndrome de la relajación vaginal y por qué podrías padecerlo
Qué es el síndrome de la relajación vaginal y por qué podrías padecerlo
Leer más

Qué es el síndrome de la relajación vaginal y por qué podrías padecerlo

¿Has perdido bastante sensibilidad vaginal en tus relaciones sexuales? Muchas veces creemos que tenemos una "vagina amplia" cuando realmente estamos padeciendo el síndrome de la relajación vaginal o hiperlaxitud vaginal.

Si en algún punto de nuestra vida sexual perdemos la sensibilidad en las relaciones y penetraciones, tradicionalmente lo hemos achacado al hecho de tener una vagina "amplia".

Sin embargo, y aunque el diagnóstico te lo tiene que dar un ginecólogo, lo cierto es que es muy probable que padezcas el síndrome de la "relajación vaginal" o hiperlaxitud vaginal.

Este problema surge cuando el canal vaginal pierde elasticidad y tono, ampliando su diámetro y perdiendo su estructura original. Esto genera que la vagina no sea capaz de "abrazar al pene" y que por tanto, disminuya la sensibilidad en la relaciones sexuales para ambos miembros de la pareja.

Según recogen desde Sumedico.com e Infosalus, además de la pérdida de sensibilidad y placer sexual, esta hiperlaxitud vaginal también puede causar la pérdida involuntaria de la orina o incontinencia.

La causa más común para llegar a esta situación viene a raíz de los partos, debido a que la parte de la entrada de la vagina se abre más de lo normal y se deteriora en gran medida del entramado del colágeno de su mucosa, informan desde el medio.

Otra de las causas más reseñables puede ser también la menopausia, debido a que los niveles de estrógenos caen de manera importante y hace que se deteriore la producción del colágeno presente en el conducto vaginal.

¡Pero que no cunda el pánico! Este síndrome es más habitual de lo que parece y tiene tratamiento. Si crees que puedes estar padeciéndolo, los expertos aconsejan ir cuanto antes al ginecólogo.

Lo ideal es acudir a este especialista a partir de los 4 o 6 meses de haber dado a luz. Se recomienda hacer ejercicios para fortalecer el suelo pélvico que mejoran las relaciones y evita la incontinencia urinaria.

Además y según el medio especializado, existen varias y novedosas técnicas para ponerle solución al problema. El tensado vaginal asistido por láser o la radiofrecuencia vestibular son algunas de ellas. ¡Nada de tabúes y consulta a tu ginecólogo!

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración