La postura sexual de la "mantis religiosa" que te sorprenderá
La postura sexual de la "mantis religiosa" que te sorprenderá
Leer más

La postura sexual de la "mantis religiosa" que te sorprenderá

La postura de la mantis religiosa es particularmente sensacional en lo que en el sexo se refiere, ¿la conoces? Te lo explicaremos todo.

¿Nunca has oído hablar de la mantis religiosa como práctica sexual? Es hora de ponerse al día porque esta postura puede ser particularmente placentera para la receptora.

Olvídate de las imágenes de mantis religiosas come-machos. Aquí se trata de un placer consensuado y compartido. Si la postura de la mantis religiosa es tan recomendada y apreciada es porque permite alcanzar el punto G, los orgasmos clitorianos y te deja libre para tocar y acariciar los pechos y pezones del otro.

¡Menudo programa! Si tienes miedo de confundirte, no te preocupes, te explicaremos paso a paso cómo multiplicar tus sensaciones gracias a esta posición de la mantis religiosa.

Te explicamos cómo hacerlo, no te asustes, es muy simple

Sobre una cama o cualquier superficieplana (recomendamos un lugar cómodo, la práctica sexual puede a la larga doler un poco), ponte de espaldas o de lado y levanta la parte superior de la pierna que va a calzar en el hombro de tu pareja.

La otra pierna permanece extendida. Como extra y para más sensaciones, puedes poner un cojín debajo de tu espalda baja. ¡Está todo pensado!

Tendrás que jugar con la pelvis en pequeños círculos para maximizar el placer con tu pareja.

¿Te convence esta nueva postura? ¡Ya verás, no podrás prescindir de ella! Y, sobre todo, chicas, no os comáis a vuestra pareja después de la sesión, la postura solo tiene el nombre de la mantis religiosa, ¡nada más!

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración