Hay 11 tipos de personalidad sexual, ¿cuál es la tuya?

¿Sabías que existen diferentes personalidades sexuales? Identificar la personalidad de tu pareja puede ayudarte a mejorar tu relación.

Hay 11 tipos de personalidad sexual, ¿cuál es la tuya?
Leer más
Leer más

En el sexo como en la vida, las personas tienen diferentes personalidades. La sexóloga Vanessa Marin lleva 15 años estudiando a sus pacientes y ha llegado a la conclusión de que existen 11 perfiles sexuales diferentes.

Cada persona tiene diferentes deseos a la hora de tener sexo. Lo explicó a HuffPost:

“De la misma manera que es importante saber lo que se busca en una pareja o en una relación, hay que identificar lo que se quiere sexualmente”.

¿Por qué interesarse por las personalidades sexuales? Sencillamente porque entenderlas te permite saber mejor cómo entender a tu pareja y conseguir más fácilmente complacerla y cumplir sus expectativas. Esta es la clave para una vida íntima más satisfactoria. Entonces, ¿cuáles son estas 11 personalidades diferentes descritas en el blog de Vanessa Marin?

El desestresado

¿Cómo te relajas después de un buen día? Para el tipo "desestresado", la mejor manera es simplemente tener un orgasmo. Como sabemos, el orgasmo permite relajarse e incluso conciliar el sueño más rápidamente. Sin embargo, las personalidades de este tipo se centran más en el juego final (llegar al clímax) que en el sexo en sí.

Puede que busques el sexo porque te sientes tenso, o puede que simplemente disfrutes estando tumbado con el brillo crepuscular cuando el sexo ha terminado

El explorador

¿Siempre quieres descubrir cosas nuevas y/o definitivamente no quieres caer en la rutina? Puede que seas del tipo "explorador".

Estás abierto a probar algo aunque no estés seguro de que te vaya a gustar. Sabes reírte de ello si tus exploraciones no funcionan al final

El igualitario

El sexo y el placer van en ambas direcciones. Estás dispuesto a esforzarte al 100 % para que tu pareja se divierta, pero esperas lo mismo a cambio. Si sientes que él o ella no da tanto como tú, puede que no te lo tomes muy bien.

Quieres saber que a tu pareja le gusta dar tanto como a ti recibir, y viceversa

El generoso

A algunas personas les gusta dar sin esperar nada a cambio. El placer de su pareja es más importante que el suyo propio, y hará cualquier cosa para satisfacer a la persona que comparte su cama.

La experiencia sexual de tu pareja es al menos tan importante como la tuya, y probablemente incluso más. Prestas mucha atención a la experiencia de tu pareja y te sientes bien sabiendo que puedes hacerla sentir bien.

El guardián

Para hacer el amor con serenidad, el guardián necesita sentirse seguro. No se dejará tocar el cuerpo si su mente no está totalmente a gusto con su pareja.

Le gusta sentir esa base de seguridad con su pareja y consigo mismo. Sus límites son importantes para ti, al igual que el consentimiento entusiasta

El apasionado

Sin pasión, no hay placer. Esto es lo que sienten las personas con personalidad apasionada. Te dejas llevar completamente por el sexo que estás teniendo y te comportas a veces de forma casi bestial.

Te gusta la idea de dejarte llevar y perderte en el momento. Para ti, el mejor sexo es cuando el tiempo parece haberse detenido

El epicúreo

Los epicúreos tienen un lado muy táctil que facilita las relaciones. Las personas con esta personalidad sólo buscan el placer y no están necesariamente conectadas con sus sentimientos. Para ellos, el sexo es simplemente un momento para disfrutar.

Es posible que estés confundido con todos estos tipos de personalidad, porque crees que el sexo es uno de esos simples placeres de la vida. También disfrutas del tacto y del contacto físico a lo largo del día

El aspirante

El sexo no es ninguna broma para ellos. El acto nunca debe descuidarse, y esta personalidad está dispuesta a hacer cualquier sacrificio para cumplirlo. La rutina sexual no es algo que le preocupe, al contrario.

El romántico

Con los románticos, la conexión con la pareja es primordial. Lejos de ser apasionados, exigen mucha ternura, un contacto físico muy íntimo y palabras de amor. Para ellos es muy complicado, incluso impensable, tener aventuras de una noche.

Los espirituales

El sexo debe llevarte a otra dimensión si eres espiritual. El acto te traspasa, te perturba.

El buscador de emociones

Con ellos, no hay tabúes en lo que respecta a la sexualidad. Estas personalidades están dispuestas a ir muy lejos, a experimentar con todas sus fantasías y a jugar con los límites.

Es posible que disfrutes de un elemento de juego de poder en tu vida sexual, como permitir que tu pareja te domine o viceversa. Mientras que el explorador disfruta explorando por explorar, tú necesitas esa sensación de tabú