El edging, la práctica que multiplica por diez el orgasmo

¿Quieres darle un toque a tus relaciones sexuales? Esta práctica poco conocida puede interesarte...

El edging, la práctica que multiplica por diez el orgasmo
Leer más
Leer más

Existen varias técnicas para multiplicar por diez tu orgasmo. Esta es una de ellas: el edging, que aumenta definitivamente las sensaciones.

¿Qué es el edging?

El término "Edge" viene de la palabra "Edge". El objetivo de esta práctica es controlar el orgasmo, evitando que se produzca, para dejar quela libido aumente cada vez más, para que finalmente sea lo más intensa posible. En concreto, en cuanto estés al borde del orgasmo, debes dejar de sentir placer por un momento antes de volver a empezar, parando de nuevo.

Y así sucesivamente hasta que ya no puedas controlar el orgasmo. En este momento, las sensaciones tan esperadas se multiplican por diez en comparación con un orgasmo normal. Esta técnica puede realizarse en solitario o con tu pareja. También te permite conocer mejor tu propio cuerpo o el de tu pareja.

La duración de las relaciones sexuales

Además de aumentar el placer, esta práctica puede prolongar la duración de las relaciones sexuales. Según un estudio realizado en 2005, el tiempo ideal para una relación sexual es de veinte minutos, pero este tiempo no siempre es fácil de conseguir. Por lo tanto, el edging sería una técnica ideal para que el placer dure más tiempo. Pero también, para crear aún más complicidad con tu pareja, que no es despreciable.

Para ello, puedes elegir, de acuerdo con tu pareja, una palabra que signifique que estás cerca del orgasmo, como "stop" u otro término más original. También puedes utilizar una escala del 1 al 10 para indicar tu nivel de excitación para guiar a la otra persona. Esta práctica seguro que os unirá más.

Para no perderte ninguna de nuestras novedades, suscríbete a nuestro boletín.