Cuatro posturas sexuales perfectas para las perezosas

Si te encanta tener sexo pero odias hacer el esfuerzo, estas posiciones sexuales son para ti.

Cuatro posturas sexuales perfectas para las perezosas
Leer más
Leer más

A algunas personas les encanta el sexo lleno de acción, en el que pueden rebotar, saltar, jugar y provocar. Y aunque el sexo divertido es importante, todos tenemos esas noches en las que no queremos esforzarnos ni un ápice de energía. Para esas chicas perezosas, tenemos posiciones sexuales que son perfectas para una noche lenta (o una mañana) bajo las sábanas. Si tienes una pareja a la que no le importa tomar las riendas y hacerte pasar un buen rato, estas posiciones sexuales te harán sentir como una reina mimada.

Perro de abajo

Esta es una posición sexual celestial en la que literalmente no tienes que mover ni un músculo: ¡qué sueño! Simplemente túmbate boca abajo y haz que tu pareja te penetre por detrás. Es similar al estilo perrito, pero es aún mejor...

Cuchara

Este acto sexualrequiere un esfuerzo mínimo por parte de ambos y es ideal cuando te sientes cansado, pero no tan somnoliento como para perderte un rato sexy. Los dos miembros de la pareja se tumbarán de lado, y el que penetre será la gran cuchara. Pueden usar sus manos para sostenerte y moverse suavemente hacia adelante y hacia atrás mientras están acostados de lado. También puedes ayudar a tu pareja balanceando lentamente tu cuerpo.

Tumbarse sobre la mesa

Para esta excitante posición, túmbate en el borde de una mesa o de la cama; todo depende de si la altura de la superficie está al mismo nivel que la zona genital de tu pareja. Una vez que encuentres la superficie adecuada, recuéstate y tu pareja podrá entrar en tu cueva. Si quieres tener más control sobre el empuje, coloca tus pies sobre el pecho de tu pareja.

Misionero

Puede que esta clásica postura sexual tenga fama de aburrida, pero hay que admitir que hace el trabajo con el mínimo esfuerzo y eso es lo que les gusta a los perezosos. La terapeuta sexual Marissa Nelson explica a Style Caster:

“El misionero clásico es una de las mejores posturas para tener intimidad y conectar con tu pareja. Es una buena posición para los dos y es ideal para besar, agarrar el trasero y chupar los pezones durante el coito”.