Cáncer de mama y relaciones íntimas ¿Qué pasa?

La vida sexual es una parte fundamental de nosotros y de nuestra vida en pareja. Pero, ¿qué ocurre cuando te diagnostican cáncer? La realidad del sexo y el cáncer.

Cáncer de mama y relaciones íntimas ¿Qué pasa?
Leer más
Leer más

Nuestra vida sexual es importante y también lo es cuando atravesamos un proceso o momento difícil como es el hecho de enfrentarnos a un tratamiento contra el cáncer. Es hora de abordar el problema de frente y no mantenerlo en silencio.

Lo primero que tienes que saber es que el cáncer y el sexo NO son incompatibles, no lo decimos nosotras, lo avalan los experto e investigaciones. Es cierto que, el tratamiento apaga el deseo sexual y puede ocasionar en algunas mujeres molestias y angustia en sus relaciones; te lo explicamos a continuación.

Vida sexual durante el tratamiento contra el cáncer

Durante el tratamiento contra el cáncer, ciertos fármacos, como son los inhibidores de aromatasa, una clase de fármacos que se utilizan para tratar, entre otros, el cáncer de mama en mujeres, puede tener efectos negativos en la sexualidad.

Lo primero que debes hacer es hablar con tu médico sobre el tratamiento y los posibles efectos, conocer y prepararse para lo que puede venir es fundamental, esto no sólo puede ayudar psicológicamente sino también a poner remedio.

Efectos secundarios durante el tratamiento

Normalmente estos tratamientos provocan efectos secundarios como síntomas de la menopausia, sequedad vaginal y falta de libido. Por ello se recomienda que si vas a practicar relaciones íntimas recurras a usar humectantes no hormonales, lubricante, dilatadores vaginales y vibradores, esto puede ayudar a las mujeres a la hora de disfrutar del sexo y estar más cómodas.

Disfunciones sexuales

La disfunción sexual en las mujeres debemos entenderla como la dificultad durante cualquier etapa del acto sexual para mantener relaciones.

Las disfunciones que pueden experimentar estas mujeres pasan desde una disminución de la libido, disminución de excitación sexual, rechazo al contacto físico, sequedad vaginal con relaciones difíciles y dolorosas, y trastornos del orgasmo

Pese a esto es muy importante que las mujeres que sufren cáncer del mama sean conscientes que el sexo y el cáncer son compatibles. Es importante que se pueden mantener relaciones sexuales satisfactorias, ya que en la gran mayoría sea cual sea el tratamiento la sensibilidad sexual permanece casi siempre.

Es cierto, que cada mujer es un mundo y vive su sexualidad de distinta manera. Pero es importante saber que cuando se deja el tratamiento y la mujer empieza a recomponerse, también lo hace la vida sexual y aunque en una minoría puede haber algún problema, lo importante es enfrentarse a ello.

Lo importante es no obsesionarse y no cargarse emocionalmente por una falta de libido, es completamente normal. Aprende a disfrutar de tu pareja y de tus encuentros íntimos de otra forma, tal vez estos encuentros sexuales dejen de ser tan frívolos y pasen a ser mucho más románticos.

Tu pareja es clave

La pareja es clave en esta parte y durante el proceso. El apoyo que un compañero da no solo sexual sino emocional es fundamental, de hecho las parejas que atraviesa por un proceso así tienden a fortalecer los lazos y aumentar la intimidad.