8 formas diferentes de practicar la postura del misionero para llegar al séptimo cielo con tu pareja
8 formas diferentes de practicar la postura del misionero para llegar al séptimo cielo con tu pareja
8 formas diferentes de practicar la postura del misionero para llegar al séptimo cielo con tu pareja
Lire la vidéo
Leer más

8 formas diferentes de practicar la postura del misionero para llegar al séptimo cielo con tu pareja

El misionero es la posición más practicada por la mayoría de las parejas Pero para poder llevar a su cónyuge al séptimo cielo, hay algunas reglas básicas que debes conocer.

El misionero es un clásico entre las posturas sexuales. Pero hasta la postura más conocida y clásica tiene sus variantes para llegar al séptimo cielo. Te lo contamos todo sobre la postura preferida de las parejas.

El misionera tiene hasta 8 variantes diferentes. Desde Varía el ritmo, la profundidad y el ángulo. ¿El secreto? ¡DI-VER-SI-FI-CAR! Un buen misionero es un misionero que no se parece a ningún otro.

Las 8 variantes del misionero

1. El misionero bloqueador: La mujer es quien hará una variación con sus piernas que permanecerán cerradas durante el coito. Con esta variante el placer puede ser mayor.

2. El asiento de loto: Una postura muy popular. La mujer, una vez acostada, levanta y flexiona ambas piernas. El hombre se arrodilla frente a ella y el resto se limita a dejarse llevar y disfrutar de un profunda intimidad.

3. El casero: A partir de la postura tradicional, la mujer levanta sus caderas y con las piernas rodea al hombre por la cintura. Los brazos permiten lograr mantener un equilibrio.

4. El número 8: El hombre se tumba encima y mantiene sus brazos plenamente estirados. A ella, con las piernas hacia arriba, le toca ahora aferrarse a las caderas del compañero y marcar el ritmo.

5. La tregua: Se basa en formar un ángulo de 90°. La pareja se coloca a un lado y se unen con los genitales en la conjunción del ángulo. El resultado es una penetración más profunda.

6. La caja: Esta variante consiste en no utilizar los brazos durante el coito. El hombre los mantiene estirados hacia atrás y la mujer pasa las piernas por la cintura de su pareja y así toma el control de los los movimientos.

7. La pausa zen: Para los que prefieren un placer más prolongado. Ambos se colocarán de frente, pero de lado. Acercan sus caderas y comienza la acción.

8. El nirvana: El hombre permanece inmóvil encima mientras la mujer se mueve.

La postura del misionero puede ser brutal y salvaje o sensual y dulce, depende de ti. Una de las posiciones que permite alcanzar el orgasmo simultáneamente, prácticamente casi siempre. No pienses que es la vía rápida, todo lo contrario. Todo lo que necesitas es un poco de imaginación y el placer está garantizado.


Además
Sin conexión
Verifique su configuración