10 posiciones del Kamasutra para el máximo orgasmo femenino

El Kamasutra, también conocido como el diario del amor por excelencia, es famoso por sus crónicas de posturas sexuales, y estas 10 garantizan proporcionar el máximo placer femenino.

10 posiciones del Kamasutra para el máximo orgasmo femenino
Leer más
Leer más

El misionero, la vaquera, el perrito... A veces, las posturas habituales no te sirven. La única solución real es mezclar las cosas, probar diferentes posturas y descubrir qué es lo que hace funcionar tu motor. Ahí es donde el Kamasutra resulta útil.

El Kamasutra es quizás el manual de sexo más antiguo y famoso del mundo. Escrito en la India alrededor del año 400 a.C., hay una razón por la que este libro ha resistido la prueba del tiempo. Después de todo, el Kamasutra se traduce literalmente como "tratado sobre el placer". Este libro contiene más de 100 posturas sexuales para animar tu actividad en el dormitorio y, si te cuesta llegar a ese momento "ahh", te alegrará saber que muchas de estas posturas te ayudarán a conseguirlo. Para que sea aún más fácil, hemos seleccionado las diez mejores.

10. El pretzel

Imagina un pretzel humano, sin duda evoca imágenes de una maraña de piernas. Pero la postura del pretzel es sorprendentemente fácil de adoptar. Lo único que tienes que hacer es tumbarte sobre tu lado derecho mientras tu pareja se acerca de frente. Haz que tu pareja se ponga a horcajadas sobre ti con tu pierna derecha en el aire o rodeando sus caderas.

Esta posición ofrece un espacio óptimo para la estimulación de los pezones y, para darle más sabor, solo hace falta que tu pareja estimule tu clítoris hasta llegar al clímax

9. La amazona

La amazona es una postura sexual que potencia el empoderamiento femenino. Para adoptar esta posición, haz que tu pareja se tumbe de espaldas con las rodillas levantadas hacia el pecho como si fuera una pelota y empuja su pene hacia atrás entre las piernas para que quede por debajo de ellas. A continuación, ponte en cuclillas sobre ellos para colocarte a horcajadas.

8. El héroe

La postura del héroe es óptima para la estimulación del punto G. Solo tienes que tumbarte de espaldas con las piernas en el aire y hacer que tu pareja se arrodille y te coja mientras empuja las piernas hacia atrás.

Esta posición también es perfecta si te gusta el BDSM, ya que se pueden atar los tobillos entre sí o al poste de la cama para facilitar las cosas.

7. Cuchara

La cucharita sexual es un clásico, pero muy bueno. Esencialmente es como la cucharita que hacemos al dormir, pero con tu pareja penetrándote por detrás. Entonces, eres libre de moler sobre ellos como te plazca. Esta posición deja el brazo de tu pareja libre para proporcionar una estimulación extra a los pezones o al clítoris, o también puedes utilizar tus propias manos para asegurarte de que todas las zonas erógenas están cubiertas. Aún mejor, el sexo con cuchara es perfecto para introducir juguetes sexuales con vibración, como los estimuladores de clítoris.

6. La estrella

Para adoptar la postura de la estrella, túmbate boca arriba con una pierna doblada y otra extendida. Luego, haz que tu pareja te penetre con la pierna opuesta doblada para crear una forma de estrella. Esta posición es perfecta para una penetración profunda del punto G.

5. La montaña mágica

La postura de la montaña mágica no solo es estupenda para el sexo heterosexual, sino que también se presta a las relaciones sexuales entre mujeres, en las que los participantes pueden utilizar sus manos o juguetes para estimularse mutuamente. Para entrar en la montaña mágica, haz que tu pareja se siente con las piernas dobladas y se apoye en las manos. Luego tú haces lo mismo con tus piernas encima de las suyas.

4. El presidente

Para adoptar la postura del presidente, haz que tu pareja se siente en el borde de la cama o en una silla mientras tú te sientas encima mirando hacia otro lado.

La silla es otra posición que es mucho mejor con un movimiento de roce, pero empujando y rebotando siguen siendo opciones viables aquí. El presidente también deja tu pecho, clítoris y tanto tus manos como las de tu pareja disponibles para la exploración.

3. Vaquera invertida

La vaquera invertida es una versión picante de una posición sexual clásica. En lugar de una vaquera normal, date la vuelta y ponte de espaldas a tu pareja. Puedes hacer la vaquera inversa sentada en posición vertical o incluso tumbada hacia delante o hacia atrás. Para controlar aún más la profundidad de la penetración, coloca una almohada debajo de cada rodilla.

2. Loto

También llamada padmasana u om, esta postura es perfecta para aumentar la intimidad. Para entrar en la posición del loto, deja que tu pareja se siente con las piernas cruzadas y luego baja encima de ella con las piernas rodeándola. El loto permite a los miembros de la pareja rodearse con los brazos e incluso puedes frotarte contra ellos si la penetración no es lo tuyo.

1. De pie y con entrega

Si te sientes valiente, la postura de pie será la más adecuada. Solo tienes que ponerte de pie y doblar la cintura mientras tu pareja te penetra por detrás. La posición de pie y entrega es ideal para una penetración poco profunda, pero puedes llevarla hasta las rodillas para una experiencia más profunda.

Si te preocupa caerte cuando las cosas se ponen calientes y pesadas, prueba a apoyarte en una silla o en una mesa para tener más apoyo.