Los cazadores furtivos se ensañan con una especie protegida
Los cazadores furtivos se ensañan con una especie protegida
Leer más

Los cazadores furtivos se ensañan con una especie protegida

Ha sido un rescate excepcional en Laos el que ha hecho sospechar a las autoridades. En este país asiático, unos agentes de aduana han salvado a seis pandas rojos a los que transportaban ilegalmente. Esto quiere decir que la caza furtiva ha encontrado una nueva especie que perseguir y destruir.

Todo comenzó el pasado 15 de enero. Unos miembros de la ONG Free The Bears, de Laos, recuperaron en un control en la frontera a seis pandas rojos (una especie en peligro de extinción) que habían sido atrapados por cazadores furtivos. Hay que señalar que Laos, vecino de China y Vietnam, es un pilar del comercio internacional de fauna salvaje. No obstante, según las ONG, el descubrimiento de estos pandas es excepcional.

Por desgracia, solo tres de los seis pandas rojos sustraídos sobrevivieron. Pero transfirieron a los tres a un santuario de la ciudad de Luang Prabang el cual dirige la ONG Free The Bears, en el norte de Laos. Los animales pudieron descansar y recibieron un tratamiento por parte de los veterinarios. La ONG ha querido darle a conocer este triste descubrimiento al resto del mundo difundiendo unas imágenes que grabaron en el santuario en las que podemos ver a los tres pequeños supervivientes comiendo hojas y frutas.

Según los primeros elementos de la investigación, los pandas iban a transportarse hasta Tailandia para convertirse en mascotas. Sin embargo, en Tailandia, apenas se toman medidas para limitar el tráfico de animales salvajes, lo cual deja la puerta abierta a los cazadores furtivos.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración