Oración católica a San Benito

Oración católica a San Benito

Son muchos los creyentes católicos que tienen en sus hogares una medalla de San Benito para que les proteja de los males. Esta oración te ayudará a que su protección sea más fuerte.

La oración de San Benito ayuda a potenciar nuestra fe en el Señor. Rezada un par de veces al día hará nuestras convicciones más robustas y nos acercará a Dios. Podemos utilizarla para el trabajo, para el amor, para separar de nosotros a los enemigos y según algunas corrientes, ha sido incluso utilizada para exorcismos

Leer más
Esta es, sin duda, la mejor forma de alisarse el pelo sin calor ¡El resultado es increíble!

San Benito de Palermo fue un santo hijo de esclavos que nació en Italia. Sus historias de protección a otros creyentes le han dado la fama de santo protector

A continuación te dejamos su oración:

"¡Oh amado y puro San Benito!,

Hoy se conoce tu nombre por toda la tierra,

Tu devoción se expande muy rápidamente,

Ya de ti otros han escuchado,

Y cuando han acudido a ti,

Te han encontrado.

 

Miras desde lo alto,

Todo lo que aquí acontece,

Te sensibilizas por la humanidad,

Miras con compasión,

Tanta fragilidad y dolor,

Te aferras en la oración y sujetas con poderío,

Todo lo que nos hace daño,

Todo lo que ensordece,

Imperas contra la maldad,

Sabes que tus palabras llegan a Dios,

Que tus consuelos son sentidos aquí,

Y en cada oportunidad.

Sin tardar,

En la más confiable hazaña,

Y derrumbando las aguas turbias,

Humedeciendo las almas áridas,

Encendiendo fuego en la frialdad,

Abriendo los ojos de nuestro espíritu,

Con fervoroso y leal abrazo,

Conduces a este pueblo débil,

Hacia el camino de la luz,

De la mas franca santidad,

Y sin dejar a ninguno fuera,

Incluyendo a los enemigos,

Ruegas por ellos y por nosotros,

Rompe las cadenas de la crueldad,

Y por tu esencia y la de Nuestro Padre,

Revelas las glorias eternas,

La divinidad del Altísimo,

Y nos enseñas a adorar,

 

A las tres divinas personas distintas de  única naturaleza,

E iguales en su dignidad y amor.

 

San Benito, santo, santo,

Desde hoy me proclamo tu devoto,

Toma mi mano  y no la sueltes,

Finaliza rezando un Padre Nuestro, poniéndote en manos de Dios.

Amén."

 

Natalia C
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración