Oración a San Expedito, patrón de las causas urgentes

Oración a San Expedito, patrón de las causas urgentes

Te traemos la historia y oración de un poderoso santo: San Expedito, santo de las causas urgentes y justas. 

 

¿Quién fue San Expedito? ¿cuál es su historia?

Expedito era e jefe de una legión romana en Armenia en el siglo IV d.C. Armenia era uno de los países donde más se perseguía y ajusticiaba a los cristianos. Expedito fue uno de los primeros comandantes romanos en convertirse al Cristianismo, lo cual le costó la vida. 

La historia de San Expedito cuenta que cuando se convirtió al cristianismo se dedicó a proteger a otros conversos, a salvarlos de terminar devorados por los leones en los coliseos romanos. 

Su dedicación le llevó a ser capturado, interrogado y asesinado.  

¿Para qué sirve la oración a San Expedito? 

Expedito es el santo de las causas justas y sobre todo, urgentes. Es  muy útil rezarle para el estudio, para el amor, para el dinero o para cualquier otra causa urgente. Los hay que le rezan para otras cuestiones, como para quedar embarazada o que guardan su imagen para tener fe en conseguir el amor imposible.  

Muchos consideran la oración de san expedito milagrosa y la rezan durante 3 o nueve días seguidos para conseguir lo que desean.  

¿Por qué hay que rezar a Expedito para causas urgentes? 

Leer más
Oración de Padre Pio al Ángel de la Guarda

Dice la leyenda de San Expedito que, cuando se convirtió al Cristianismo pasó un cuervo gritando 'Cras, cras, cras' (en latín románico: 'mañana, mañana, mañana'), a lo que Expedito contestó '¡Hodie!' (que significa hoy). 

Es por ello que se le considera el patrón de las causas urgentes, así como de lo imposible, por haber protegido a tantos mártires del poderoso ejército romano.  

¿Qué día es San Expedito?

La festividad de San Expedito es el 19 de abril, día en el que fue ajusticiado allá en el 303 d.C.  

 

 

La oración a San Expedito:   

 

San Expedito bendito protector nuestro:

guerrero y mártir que ahora gozas del Paraíso Eterno,

hoy me arrodillo ante ti para pedir tu asistencia,

te reclamo con urgencia y fervor

para que vengas en mi auxilio.

Las necesidades urgentes que hay en mi vida

no me permiten el descanso

vivo en estado de preocupación y de depresión continua.

Me siento solo y desesperado,

el abatimiento me acompaña,

el desconcierto me guía,

y el sufrimiento se ha apoderado de mi.

Tú que eres el santo patrón de las causas justas y urgentes,

ayúdame, santo glorioso, a levantarme.

Te pido que acudas presto y derrames sobre mí

el valor, la energía, la esperanza,

que alivies mis penurias y miserias,

para que con tu mediación logre solucionar las angustiosas necesidades,

los problemas económicos que me apremian

y la ruina de la que no se como salir,

te pido que con tu caridad me concedas:

(Mencionar ahora la petición).

Ayúdame a utilizar mi coraje,

a desarrollar mi fuerza y potenciar mi voluntad,

para que la terrible situación por la que ahora estoy pasando,

se resuelva pronto y todo quede en un recuerdo,

que todo sea una experiencia que tuve que pasar

para aprender y mejorar,

y que solucionados los obstáculos

se abran mis puertas a un futuro de éxito y prosperidad.

Glorioso San Expedito, oye mi suplica,

te ruego atiendas mis ruegos con urgencia.

Gracias san Expedito, santo benevolente,

pues se que estas aquí conmigo, escuchándome,

y que mi mejoría comenzará en este mismo momento,

yo te lo agradeceré el resto de mi vida

y llevare tu nombre al que lo precise.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Gloria 

Natalia C
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración