Los trucos definitivos para que cenes correctamente y no engordes
Los trucos definitivos para que cenes correctamente y no engordes
Los trucos definitivos para que cenes correctamente y no engordes
Leer más

Los trucos definitivos para que cenes correctamente y no engordes

Muchas veces, nuestro ajetreado ritmo de vida nos hace descuidar los buenos hábitos alimenticios, especialmente a la hora de cenar, y es algo que puede traer consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud. Por eso te contamos lo que debes incluir y lo que no en tu cena para que ésta sea más rica, sana y equilibrada.

Lo que debes saber para cenar bien, tanto si quieres perder peso como si no, es que no debes renunciar ni a las verduras ni a las proteínas, los 2 elementos más importantes a la hora de componer tu cena. No olvides las frutas, te aportarán fibra, siempre que no hayas excedido las 3 piezas máximas diarias.

Evita las carnes rojas y opta por el pescado o el marisco. El pollo y los huevos duros también te aportarán una buena cantidad de proteína, aunque también la podrás obtener de fuentes vegetales.

Ya te hemos contado lo que debes incluir en una buena cena, pero ¿qué no debes cenar? En primer lugar, hay que evitar a toda costa los fritos, ya que los alimentos muy grasos y pesados ralentizan nuestra digestión y nos impide conciliar el sueño.

Evita también las legumbres o verduras que puedan dar gases, así como el alcohol, el café y los refrescos. Y si además quieres perder pesodeberás prescindir del azúcar, las harinas o los cereales refinados.

No tengo tiempo, estoy cansado/a y quiero algo rápido para cenar como un sándwich ¿es posible? La respuesta es sí, siempre y cuando el pan sea 100% integral y que contenga los dos elementos más importantes: verduras y proteínas, como un sándwich de pavo y lechuga, por ejemplo.

Otro punto clave es la hora. Lo ideal es dejar 2 horas de reposo entre la cena e ir a dormir. Esto permitirá a tu organismo hacer la digestión fácilmente. Por otro lado, no dejes pasar más de 4 horas entre la cena y acostarte, ya que podrías tener hambre luego y caer en la tentación de picotear de noche.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración