La señal de que el aceite con el que fríes se ha vuelto cancerígeno

La señal de que el aceite con el que fríes se ha vuelto cancerígeno

Hay que tener mucho cuidado a la hora de freír aceite, cuando se calienta demasiado o se reutiliza se vuelve rápidamente tóxico y puede perjudicar gravemente nuestra salud.

No calientes el aceite a más de 180ºC ni esperes a que aparezca humo (punto de humeo). Es cuando pierde sus propiedades y se vuelve tóxico. Al aumentar la temperatura cuando lo freímos hacemos que se degrade antes.

No recalientes nunca el aceite usado más de dos veces ya que se forma acroleína, una sustancia cancerígena e irritante. Si reutilizas al menos una vez el aceite usado, retira los compuestos que se forman en él ya que aumentan la probabilidad de que desarrollemos enfermedades coronarias e incluso cáncer. 

Leer más
Un truco revolucionario para separar la yema de la clara

Tampoco mezcles aceite nuevo con otro ya usado ya que tienen puntos de humeo diferentes. Es conveniente utilizar aceite de oliva antes que de girasol o aceite de maíz. Es el que tiene el punto de humeo más bajo ( el del aceite de oliva de primera presión está a 130º, y el del aceite de oliva virgen extra es de 160º) y resiste mejor la fritura.

Seca bien los alimentos antes de freírlos ya que el agua favorece la descomposición del aceite. Evita poner a freír alimentos que no estén del todo descongelados.

Cuando acabes de freir, si vas a reutilizar el aceite al menos una vez quita los restos de los alimentos que hayan quedado, el aceite se descompondrá más rápidamente si los dejas. 

Recuerda que el aceite no se tira por el fregadero. Guárdalo en frascos y tíralos en contenedores específicos. También puedes llevarlo a un punto limpio. 

• Macarena Simal
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse