Estos son los falsos mitos de los alimentos navideños que necesitas conocer
Estos son los falsos mitos de los alimentos navideños que necesitas conocer
Leer más

Estos son los falsos mitos de los alimentos navideños que necesitas conocer

Llegan las cenas y comidas navideñas y, como todos los años, escuchamos una barbaridad de bulos sobre la comida que consumimos estos días y sus efectos. Te comentamos qué ocurre con cada una para que no te confundan.

Las comidas navideñas reúnen a mucha gente. Tanto es así que siempre hay alguien que nos dice cosas que ha escuchado sobre los productos típicos que consumimos esta temporada.

Pero no todo es verdad, hay una gran cantidad de bulos que corren por internet y a los que hay que hacerle frente. ¡La información es poder! Conociendo todo esto, no dejarás que te engañen.

¿Qué es lo que ocurre con las cabezas de las gambas? ¿Es peligroso chuparlas? Los recientes estudios aseguran que en la cabeza de estos crustáceos se almacena gran cantidad de cadmio, cuatro veces más que en el resto del cuerpo. Por lo tanto ojo con esto, y si lo haces, modérate.

¿Hay que tapar el jamón con su propia corteza para que se conserve? Falso. Los expertos jamoneros aconsejan ponerle encima un paño o lonchas muy finas de tocino adheridas perfectamente a la superficie del corte, para evitar que se acabe resecando o enmoheciendo, según indican en la revista Hola.

¿Es malo tragarse las pepitas de las uvas? Rotundamente falso. Comerse las pepitas de las uvas no solo no es malo, sino que previenen enfermedades cardiovasculares y mejoran la circulación sanguínea, además de fortalecer el sistema inmunológico.

¿De verdad es cierto que hay que meter una cuchara en el cuello de la botella del cava para que no se le vayan las burbujas? No, esta creencia popular no sirve para nada, pues no se ha demostrado científicamente.

Así que ya sabes, estas navidades que no te engañen y disfruta de tus comidas y cenas informado. Es la mejor forma de plantarle cara a los bulos inútiles que se mueven por las redes.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración