Espirulina: para que sirve, beneficios, contraindicaciones y para adelgazar

Espirulina: para que sirve, beneficios, contraindicaciones y para adelgazar

¿Quieres reajustar tu organismo de forma natural? OhMyMag te enseña cómo hacerlo a través del consumo de la espirulina.

Beneficios de la espirulina

La espirulina es una microalga de moda en nuestro país desde hace unos años por su alto contenido en proteínas. Derivada de la familia de las cianobacterias filamentosas, propias del género Arthrospira (platensis), se presentan en forma de espiral de color azul verdoso.

La espirulina se trata de un “superalimento” rico en proteínas vegetales, vitaminas, minerales y oligoelementos (vitamina A y provitamina A, vitaminas B, D, E y K, magnesio, hierro, calcio, etc.). Por todo ello, permite regular el colesterol, la absorción de hierro y la por tanto, la pérdida de peso. 

Cómo consumir espirulina

Aunque la espirulina no actúa directamente sobre las grasas, facilita la pérdida de peso gracias a sus proteínas y sus virtudes estimulantes.

Por supuesto, nada puede sustituir una buena dieta en combinación con el ejercicio semanal. Por lo que las verduras y legumbres serán tus mejores aliadas en la dieta. Consume además pescado y elementos sazonados de manera sencilla en limón, aceite de oliva, y especias varias, así como productos de grano entero y soja.

La espirulina se aconseja durante el desayuno en forma de polvo, pastilla o cápsula, aunque siempre se aconseja consultar este aspecto con un experto.

Leer más
El aspecto de una hamburguesa tras pasar 20 años guardada en una caja

Recuerda que solo se puede consumir 1 g al día durante las primeras semanas y 5g las siguientes.

Efectos secundarios de la espirulina

Por el momento, hay pocos estudios sobre la espirulina. Este producto parece no presentar efectos secundarios graves (aparte de reacciones alérgicas), pero en cualquier caso, es importante siempre estar alerta. Por ello, consulta siempre con un profesional que te asesore en su consumo.

Es importante que respetes las dosis a consumir, ya que en caso negativo puedes sufrir náuseas y problemas digestivos. La espirulina no se recomienda tampoco en embarazadas o lactantes, así como tampoco en personas con hiperuricemia y fenilcetonuria. 

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración