El significado de las nuevas etiquetas de los envases de leche

El significado de las nuevas etiquetas de los envases de leche

Todos conocemos los tres tipos básicos de leche que ha habido tradicionalmente: la leche entera, leche semidesnatada y leche pasteurizada. La variedad de estos productos lácteos comenzó a ser mayor años atrás cuando las marcas enriquecieron sus productos con omega 3 o cereales. La llegada de la leche de origen vegetal como la leche de soja o la leche de almendras también revolucionó el consumo de estos productos lácteos. 

Hoy en día la leche ocupa casi pasillos enteros en los supermercados, especialmente en las grandes cadenas que ofrecen todas las variedades habidas y por haber. Comprar un brick de leche es cada vez más complejo con tanto producto donde elegir, y más con los sellos y etiquetas cada vez más enrevesados que pueden leerse en los envases. 

El consumidor de hoy en día se ha vuelto mucho más exigente. Ahora quiere saber las condiciones en las que se cría el animal que va a producir la leche, la alimentación que se le da y las condiciones de la granja en la que ha crecido, incluso si el envase es ecológico y respeta el medio ambiente. Las marcas han creado todo tipo de sistemas de etiquetados y sellos para responder a estas dudas y preocupaciones de sus consumidores. En este artículo te damos las claves más importantes para conocer la calidad de la leche que estás comprando y saber qué significan sus etiquetas. 

Leer más
El hueso del aguacate tiene ventajas desconocidas

Los sellos de certificación de calidad

Es uno de los sistemas preferidos por las marcas ya que los sellos son muy visibles y enseguida llaman la atención de los clientes. Hay algunas empresas privadas que han creado sus propios sellos aunque las certificaciones de AENOR son las más extendidas.

El sello de Bienestar Animal de AENOR garantiza que las vacas estén bien alimentadas, que se alojen en granjas con buenas condiciones, que el animal goce de buena salud y que tenga unas bunas condiciones de vida sin estar sometido al estrés. Otra certificación de AENOR es la que identifica la leche de pastoreo. Los envases de leche que cuentan con este sello indica que la leche se ha extraído de vacas que pastan libremente 120 días al año durante un mínimo de 6 horas diarias. Por supuesto se nota en los resultados. La leche de estas vacas es más nutritiva en ácidos grasos saludables.

Central Lechera Asturiana ha creado su propio sello de “Garantía Ganadera” con el que garantiza en bienestar de la vaca y la salubridad de la granja en la que crece el animal. Este sistema es muy eficaz para hacer saber al cliente la calidad de los productos.

Tipos de leche

La leche no es sota, caballo y rey. Hay muchos tipos de este producto lácteo que pueden comprarse en los supermercados aunque no conozcamos todos ellos. Estos son los principales:

- Leche de estabulación libre: esta leche proviene de vacas que tienen cierta libertad para moverse por las instalaciones de la granja.

- Leche ecológica: la vaca que produce leche ecológica solo se alimenta con pasto, forraje o granos que no llevan fertilizantes.

- Leche pasteurizada: la leche pasteurizada no es estéril, tiene que conservarse en el frigorífico a 4ºC y caduca a lo largo de 3 o 4 días.

- Leche UHT: es la más común y puede conservarse a temperatura ambiente durante unos 6 meses.

Y si por cualquier motivo te encontraras con una botella de leche caducada, te damos algunos consejos para no desperdiciarla.  

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse