¿Cuál es el mejor termino de cocción para la carne?

Cuando vistas un restaurante luego de revisar el menú y elegir tu platillo favorito, el mesero te preguntará sobre el termino de cocción de la carne. Entonces respondes rápidamente sin analizar demasiado. Hoy te contamos cuál es el mejor punto a la hora de elegir esta proteína.

¿Cuál es el mejor termino de cocción para la carne?
Leer más
Leer más

Los términos de la carne pueden variar, pero entre los más conocidos encontrarás: al punto, jugosa o cocido. Aunque dependa del gusto de cada persona, probar una nueva cocción puede generar una experiencia placentera al momento de sentir los sabores.

¿Por qué es necesario escoger un punto de cocción?

Cuando se elige un punto de cocción se determina el tiempo que la carne pasará en el asador, para encontrar el equilibrio perfecto entre el sabor, jugosidad y textura del corte, que va de lo blando a lo más duro y de lo jugoso a lo seco.

Los términos más conocidos son jugosos (conocido como término medio), a punto (tres cuartos) y bien cocido. Pero también existe uno más al que se le denomina bleu, (azul o vuelta y vuelta).

Esta última consiste en dejar la carne en el asador un minuto de cada lado, el corte solo tendrá una coloración marrón por fuera y por dentro estará cruda.Este punto dejará la carne más roja y jugosa, con una textura flácida y tibia en el centro. Lo que se ha vuelto muy popular en las parrillas.

El punto medio por lo contrario muestra una capa más dorada por fuera, rosada por dentro. Lo que permite tener un equilibrio entre nutrientes, sabor y jugosidad. Cuando el corte se prepara bajo esta técnica, solo pierde 20 % de su volumen original.

La ventaja de este tipo de cocción en la que se deja cuatro minutos por cada lado en el asador, es que el jugo que sale de la carne te hará sentir un sabor muy distinto al que probarás sí tu carne está bien cocida.

Uno de los términos más populares en Latinoamérica es el de cocido, la carne se destaca por una tonalidad marrón oscura, una consistencia más seca y dura y conservará muy poca jugosidad, lo que le implica una pérdida de volumen de entre el 40 y 50 por ciento, por estar más tiempo en el asador.

El nivel de cocción de la carne depende de los gustos de cada persona, pero si quieres sentir los sabores en su máxima expresión quizá debas escuchar la recomendación del chef, quien será el encargado de la preparación de tu plato.