Manda callar a su hijo de 3 años mientras muere aplastado en el asiento de atrás

Tras muchas mentiras por parte de la madre y su novio, la verdadera muerte del pequeño ha sido esclarecida.

Manda callar a su hijo de 3 años mientras muere aplastado en el asiento de atrás
Leer más
Leer más

Sucedió en la localidad londinense de Sutton, cuando un grupo de amigos volvía de una tarde de compras. Volvieron a casa en un Audi en el que se montaron cuatro adultos y el pequeño Alfie.

El grupo consistía en dos parejas: la madre de Alfie y una amiga, con sus respectivos novios. Al montarse en el coche, los novios se sentaron en los asientos delanteros y las chicas en los traseros, con el pequeño Alfie.

Adrian Hoare, la madre de Alfie, colocó al pequeño entre sus piernas, sentado en el hueco para los piés del asiento de detrás del copiloto.

En algún momento del trayecto, Stephen Waterson (novio de la madre) decidió que ir delante del coche mientras el niño iba en el hueco de los pies no era suficiente para satisfacer sus necesidades de confort.

Así que tomó la fatídica decisión de mover su asiento hacia atrás hasta el límite posible. Lo que su egoísmo y limitada inteligencia no le permitió entender es que el límite del asiento estaba marcado por la cabecita de Alfie, que empezó a ahogarse aplastado por el asiento.

Según se ha sabido tras desentrañar las múltiples mentiras que la pareja contó a las autoridades (y que fueron desveladas por la amiga de la madre), Alfie empezó a pedir auxilio a su madre, que molesta por los quejidos del niño, lo mandó callar.

A la llegada Alfie estaba inconsciente. Murió tres días después. Se enfrentan a cargos de homicidio involuntario y maltrato infantil.

Las imágenes virales de unos ancianos jugando por las calles de noche Las imágenes virales de unos ancianos jugando por las calles de noche