Resucita tras quedarse literalmente congelada a -22ºC

Resucita tras quedarse literalmente congelada a -22ºC

Cuando llegó al hospital no fueron capaces de calcular su temperatura, pues ningún termómetro estaba preparado para ello. Los médicos no se lo explican. 

Hay muy pocos casos registrados de gente que se haya congelado parcialmente y haya sobrevivido para contarlo. De todos ellos, ninguno supera en absoluto el de la protagonista de esta historia. 

Ocurrió en 1980, durante el durísimo invierno de Minnesota, Estados Unidos. Una chica de 19 años llamada Jane Hilliard le pedía prestado a su padre su viejo coche para acudir a una fiesta entre amigos. 

Cuando acabó la velada, se despidió de sus amigos y se dispuso a conducir hasta a casa por las heladas carreteras de Minnessota. El coche de su padre era muy viejo como para disponer de sistemas de antideslizamiento. Era necesario una conducción muy profesional para mantener el control del coche. 

Leer más
Una madre devuelve a sus gemelos adoptados y ahora no puede vivir con el remordimiento

La mala suerte quiso que perdiera el control del mismo en una zona arbolada, no muy lejos de la casa de su amigo y se estrellara contra un árbol. Sola en medio de la noche, decidió caminar hasta la casa de su amigo para pedir ayuda. 

A pocos metros de la casa perdió la batalla contra el frío y la fuerte contusión por el accidente y se desmayó. Quedó tendida inconsciente en la fría noche a una temperatura de -22ºC. 

Su amigo la encontró a la mañana siguiente y, a pesar de que estaba completamente congelada, decidió llevarla al hospital. 

A priori, los médicos dieron todo por perdido. Pero, como verás en el vídeo, el karma tenía otros planes para Jane. 

Fuente: The New York Times

Foto: Getty Images 

Natalia C
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración