Así es cómo puedes darte un masaje o dárselo a alguien sin causar daños
Así es cómo puedes darte un masaje o dárselo a alguien sin causar daños
Leer más

Así es cómo puedes darte un masaje o dárselo a alguien sin causar daños

Los masajes mejoran la circulación en los tejidos y músculos estimulados. Por eso es importante saber cómo se puede dar un masaje correctamente a otra persona o a uno mismo cuando no se pueda acudir a un profesional.

Para darte un masaje a ti mismo puedes utilizar una pelota de tenis (o una de tamaño similar). Póntela entre la columna y la escápula, nunca directamente en la columna. Apóyate en la pared y deslízate de arriba abajo en esa zona. También puedes hacerlo en la espalda baja.

Para masajear el cuello, puedes usar un rodillo de espuma. Si no tienes ninguno puedes usar un rodillo de cocina con una toalla enrollada alrededor sujetada con gomas. Frota suavemente los músculos en movimientos descendentes hacia los hombros. No ejerzas mucha presión y hazlo tan a menudo como necesites.

Para dar un masaje a tu pareja u otra persona con la que convivas es recomendable usar un aceite o loción para que resbalen las manos. Los expertos recomiendan dar masajes superficiales con las palmas de las manos en zonas amplias, como piernas y espalda, sin apretar demasiado para no hacer daño a la otra persona o lastimar los músculos.

Lo mejor es hacerlo con la otra persona sentada en una silla con respaldo con la cabeza alineada a su columna vertebral. También puedes hacerlo con ropa siempre y cuando sea un tejido suave, como el algodón.

Por último no masajees nunca directamente el hueso o la columna ni des masajes ni a ti ni a otros si tienes ampollas, heridas, infecciones en la piel o magulladuras.

Recuerda que si sufres una lesión grave lo mejor es acudir a un fisioterapeuta profesional, especialmente las embarazadas y aquellas personas que hayan sufrido trombosis o cáncer.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración