Cristina Pedroche pone de moda unos vaqueros que Zara vende más baratos

Cristina Pedroche pone de moda unos vaqueros que Zara vende más baratos

Cristina Pedroche se está convirtiendo en toda una bloguera e influencer de moda y aunque ella se lo tome a broma, somos muchas a las que nos encanta copiar sus estilismos. El pantalón de una de sus últimas publicaciones ya está en la lista de deseos para nuestra próxima tarde de compras. 

Un influencer es una persona que tiene cierta credibilidad en un campo concreto y por su influencia en las redes sociales puede convertirse en imagen de una  o varias marcas. Este término ha comenzado a ganar poder con el desarrollo de las redes sociales y para las marcas es una opción más asequible para hacer publicidad de sus productos. En ocasiones, este tipo de publicidad puede llegar a aportar más beneficios a la marca que otro tipo de campaña publicitaria. 

En el mundo de la moda, la profesión de influencer no está solamente restringida al género femenino. Es menos habitual, pero también existen hombres que se han convertido en reclamos de las marcas para hacer su publicidad por su presencia en las redes sociales. Entre los influencers españoles con más tirón están: Pelayo Díaz (@principelayo),  Álvaro Mel (@meeeeeeeel_), Sergio Carvajal (@sergiocarvajal7) o Antonio Pozo (@antonio.pozo). 

Por norma general, los influencers tienen una profesión que compaginan con el mundo de las redes sociales. Entre las influencers españolas, hay presentadoras como Cristina Pedroche (@cristipedroche) o Sara Carbonero (@saracarbonero); actrices como Paula Echevarría(@pau_eche); modelos como Cindy Kimberly (@wolfiecindy) o Jessica Goicoechea (@goicoechea22) y luego hay quienes han saltado a la fama como youtubers e instagramers y ahora compaginan las redes sociales con otras profesiones como Laura Escanes (@lauraescanes), María Pombo (@mariapombo) o Aida Domenech (@dulceida). 

Esta nueva profesión, que ha surgido de la nada gracias al nacimiento de Internet 2.0, está mejor remunerada de lo que nos imaginamos. Cualquiera de los propietarios de las cuentas de Instagram mencionadas anteriormente, solo por publicar una foto, se podría embolsar entre 200 y 500 euros. Aunque todo depende de su influencia en Instagram, la marca que ha invertido en el influencer o el momento en el que se ha tomado la foto (una foto casual o un evento especial). Si el influencer tiene más de medio millón de seguidores el precio por foto publicada puede alcanzar los 2.500 euros.  

Por otro lado, también hay influencers que han confesado cobrar muy poquito e incluso hacer la publicidad de un producto sin cobrar ni un euro a cambio. Unos lo hacen con productos que han comprado y les han gustado o dado un buen resultado y otros lo hacen porque, de manera indirecta, las marcas les han enviado regalos y los influencers, por el motivo que sea, han decidido publicar una  foto o un video haciendo publicidad al producto en cuestión. 

Pero, ¿por qué las marcas prefieren a los influencers para dar publicidad a sus productos? En primer lugar, como ya hemos dicho, es una inversión más barata que un anuncio publicitario para la televisión o la prensa escrita. Además, se considera un tipo de publicidad implícito, no es tan invasivo como los banners de internet o los interminables anuncios publicitarios que nos impiden ver nuestra película favorita del tirón, y, al mismo tiempo, sin darnos cuenta, nos están vendiendo un producto. Por último, cuando seguimos a un influencer en sus redes sociales es porque nos gustan sus estilismos y confiamos en ellos, quienes en ocasiones responden a nuestros comentarios o mensajes sobre los productos. 

En una de sus últimas publicaciones, Cristina Pedroche se ha hecho una foto con unos jeans que nos han enamorado. Yo no sé vosotras chicas, pero conmigo la publicidad implícita ha funcionado y yo ya los tengo en mi lista de deseos para mi próxima tarde de shopping. 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse