Truco de belleza: el truco para mantener el pintalabios todo el día
Truco de belleza: el truco para mantener el pintalabios todo el día
Truco de belleza: el truco para mantener el pintalabios todo el día
Leer más

Truco de belleza: el truco para mantener el pintalabios todo el día

¿Cuál es el mayor temor de las amantes de los pintalabios pigmentados? Ver cómo se va a lo largo del día. ¡Se acabó el pánico con este truco para hacer que el pintalabios dure más tiempo!

Los labios de una mujer son un rasgo personal que nos caracteriza a cada una de nosotras. Existen labios más voluminosos; finos; gruesos en la parte central; labios con el arco de cupido más marcado, redondeado o indefinido y labios retocados con cirugía estética. Todos ellos, da igual la forma que tengan, son un rasgo que atrae las miradas del resto.

Para resaltarlos, desde la antigüedad, las mujeres han utilizado la pintura. En el antiguo Egipto, las mujeres se pintaban los labios con una mezcla de tintes rojos de yodo y de bromo. En uno de los primeros intentos de su creación, Cleopatra fabricó un pintalabios a base de carmín, hormigas trituradas y cera de abejas que dio lugar a lo que se conocía como "el beso de la muerte", ya que provocaba el envenenamiento de aquel que la besara.

Los primeros labiales de la historia fueron creados en el Oriente Medio pero en Europa no se veían con buenos ojos hasta que la reina Isabel I puso de moda los labios pintados de color rojo y el rostro maquillado de color blanco pálido.

Cómo empezar a pintarse los labios

¿Eres de las que te da pereza pintarte los labios porque al comer o beber tienes que estar pendiente de si se ha ido? Eso ya no es una excusa hoy en día. Actualmente, existen labiales de larga duración que resisten bastante bien a las comidas y bebidas e incluso, algunos son a prueba de morreos. Lo único que tendrás que olvidarte de los pintalabios del mercadillo y optar por alguno de larga duración de los que proponen marcas como Maybelline, Mac, London, Kate, etc.

La forma de tus labios tampoco debe ser una excusa, ya tengas los labios más voluminosos o más finos, siempre hay maneras de sacarles partido. Si tienes unos labios carnosos y no quieres resaltarlos en exceso, utiliza colores nude, son tonos que quedan bien a todo el mundo y podrás utilizar en tu día a día. Si por el contrario, eres de las que tiene unos labios tan delgaditos que piensa que no tienes nada que maquillar, te equivocas. Por muy finos que sean tus labios, siempre puedes aportarles algo de color. Un buen truco para los labios delgaditos es aplicar un perfilador delineando ligeramente por fuera nuestro propio labio y jugar con las sombras de diferentes tonos de un mismo color.

Otras veces nos preocupa arriesgarnos con tonos demasiados atrevidos o con colores que no combinen con nuestro tono de piel, pero eso tampoco es un problema. La paleta de colores de pintalabios de hoy en día cuenta con miles de tonalidades diferentes, aunque te cueste encontrarlo, seguro que hay uno que te defina y con el que te sientas a gusto.

Si quieres empezar a pintarte los labios, ten en cuenta los acabados. Estos pueden ser mates, líquidos o más brillantes e incluso con purpurina. Si eres de las que no se pinta y te gustaría hacerlo, empieza por los colores en acabado mate, te sentirás más natural y si por el contrario, te atreves con todo, ¡viva la brillantina!

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración