Origami: ¿cómo hacer flores de papel?

Origami: ¿cómo hacer flores de papel?

Seguro que ya has oído hablar del origami. Este arte, de origen japonés, consiste en crear figuras doblando papel. En definitiva, es un tipo de papiroflexia, muy extendido. No sólo sirve como manualidad para pasar el tiempo: también fomenta la creatividad y ayuda a comprender cómo funciona la geometría.

A tener en cuenta al iniciarse en el Origami 

Si eres novato y  te llama la atención esta técnica, o te apetece probar, hay algunas cosas que debes tener en cuenta.

- En primer lugar, siempre se trabaja siempre con papeles cuadrados. Todos los laterales deben medir exactamente lo mismo.

- Puedes elegir el gramaje de papel que mejor se adapte a tus necesidades. Los más finos (por ejemplo, papel de calco), permiten añadir más detalles. Lo mejor es optar por uno que tenga una cierta flexibilidad para doblarse y, a la vez, tenga firmeza, para que la figura aguante una vez construida. Puedes elegir los colores que más te gusten.

- Para no "ensuciar" tu figura con marcas de dobleces mal hechas, es muy recomendable que, antes de doblarla, marques el pliegue con la uña. Así no te equivocarás y, además, te asegurarás de que tus pliegues están rectos. Este paso es muy importante de cara a que tu figura quede perfecta.

- En el origami, no se debe pegar ni grapar el papel. Tranquilo, tu figura aguantará intacta gracias a las técnicas que utilizarás para los pliegues.

- Si nunca antes has hecho papiroflexia, te recomendamos que empieces por las figuras más básicas.

¿Cómo hacer flores de papel?

Una de las figuras más básicas y más agradecidas son las flores de papel. Y, dentro de ellas, os recomendamos empezar por un modelo muy sencillo. Para ello, os dejamos un pequeño tutorial:

1. Elige un papel con el color que quieres que tenga tu lirio. Las medidas ideales para esta figura son 15 cm x 15 cm, pero también puedes hacerla de 8x8. Recuerda que todos los lados deben medir exactamente lo mismo.

Leer más
Crea una taza bonita con unas cuantas gotas de pintauñas

2. Marca con la uña una de las diagonales de tu cuadrado y dobla el papel siguiendo la línea. Debería estar doblado a la mitad y tener forma de triángulo.

3. Desdóblalo y haz lo mismo con la otra diagonal, de forma que ambas queden marcadas y te sirvan como guía.

4. Dóblalo de nuevo por una de las diagonales para volver a formar un triángulo, con la base hacia ti y el lado "abierto" hacia fuera.

5. Dobla las esquinas hacia el centro, pero sólo hasta medio camino y tu flor ya estará lista.

6. De forma opcional, puedes añadirle tallo. Si te animas, puedes unirlo a tu flor utilizando celo o pegamento. Sabemos que hemos dicho que no debería pegarse, pero... Una pequeña trampa no hace daño a nadie y quedarán preciosas en tus jarrones.

Una vez que le hayas cogido el truco, puedes hacer figuras más complicadas. Puedes crear diferentes flores como un lirio de papel.

Además de flores, gracias a la técnica del origami puede crear otras figuras, como las míticas grullas, barcos, animales y hasta Pokémon. ¿Te animas a probar?

Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración