¿Cómo hacer muñecas de trapo?

¿Cómo hacer muñecas de trapo?

Las muñecas de trapo son muñecas clásicas de toda la vida. Pero que sean de toda la vida, no significa que no nos gusten y nos sigan enamorando como el primer día.

Estas muñecas son tan fáciles de achuchar y de querer, que querrás tener una en tu casa, tengas la edad que tengas. Y por supuesto, proporcionarles a tus hijos su propia muñeca de trapo, para que sea su incansable amiga durante las largas tardes de juegos. En Oh my Mag, queremos darte la oportunidad de hacerte con tu propia muñeca de trapo. Pero cuidado, no gastes el dinero en comprar una. Lo mejor, es aprender a hacer tus propias muñecas de trapo.

Qué es una muñeca de trapo

Aunque muchos lo piensen, no se trata de una muñeca andrajosa hecha de retales, lo cierto es que sigue siendo una de las muñecas más populares en la historia. Y además, se regala mucho por Navidad. No sólo es querida y mimada por los pequeños, sino también por los mayores que sienten nostalgia y que saben apreciar cosas como una muñeca.

La muñeca de trapo no es una muñeca como las que venden en las grandes superficies. Tiene muchas ventajas sobre aquellas muñecas que presumen de ser las mejores.

- Son muñecas súper tiernas y blanditas que puedes achuchar y espachurrar siempre que quieras

- Gracias a que son blandas, no tiene zonas duras o fijas que puedan hacer daño o que se puedan partir con facilidad, por lo que son ideales para los más pequeños

- Son muñecas a las que tú misma puedes hacerle la ropa con retales, ya que se adaptan a la perfección al cuerpo, porque es blando y no tiene zonas rígidas

- Son muy fáciles de hacer y de personalizar para hacerlas únicas

Cómo hacer muñecas de trapo

Para saber cómo hacer muñecas de trapo, tenemos que seguir unos sencillos pasos:

- Con una sábana o trozo de tela clara, doblamos y recortamos la silueta del cuerpo o si lo prefieres por partes.

- Rellena de algodón y coses. Puedes poner más o menos, depende de lo mullida que quieras la muñeca.

- Con retales de prendas de ropa u otros trozos de telas, coges las medidas del cuerpo y haces los pantalones, faltas, petos y camisas que quieras. Es súper sencillo, porque son partes del cuerpo que son planas. Puedes hacer hasta zapatitos.

Leer más
¡Con este truco, vuestros zapatos no volverán a mojarse!

- Con una lana gruesa, se cortan muchas tiras de la misma longitud. Se cose una a una, por la mitad, en el centro de la cabeza, hasta atrás. Se va cosiendo por otras partes de la cabeza, para crearle el peinado.

- Puedes ponerle botones por ojos o pintare los rasgos con un rotulador para telas.

Si te ha gustado cómo hacer las muñecas de trapo, sólo tienes que elegir la tela que más te guste y ponerte manos a la obra. Puedes decantarte por una o simplemente, hacer varias. Al fin y al cabo, todas y cada una son un primor y tienen un encanto especial que te atrapa. 

• Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración