Uñas de gelatina: la última tendencia en manicura del verano

Uñas de gelatina: la última tendencia en manicura del verano

Si creías que ya lo habías visto todo en el mundo de la manicura, te equivocas. La nueva tendencia de las uñas de gelatina llega arrasando entre las influencers de Instagram. ¡Te enseñamos como hacértelas!

La tendencia de pintarse las uñas surgió en el antiguo Egipto cuando Cleopatra le daba color a sus uñas con henna. Aunque la palabra manicura, proveniente del latín "manus" y "cura" (el cuidado de las manos) podría indicar que los romanos también practicaban algún tipo de tratamiento para cuidar las manos. 

A partir del siglo XVII, las clases más pudientes comenzaron a pintarse las uñas como símbolo de poder y riqueza. Para entonces los esmaltes no habían sido inventados y utilizaban pigmentos naturales, los colores preferidos eran el oro, el plata y el rojo brillante. 

Los esmaltes surgieron en 1920 y fue Cutex, una empresa que vendía pintura para coches, quien fabricó el primer esmalte sintético para uñas. Los primeros colores que comercializaba la marca eran los tonos rosados, rojos o corales, pero más tarde se atrevieron con colores más osados como el verde, el morado e incluso el negro. 

Poco a poco fueron surgiendo otras marcas que invirtieron en el mundo de la manicura creando nuevas tonalidades y mejorando la calidad del esmalte. A lo largo del siglo XX, muchas famosas salían en la tele con las uñas pintadas y con una manicura perfectamente arreglada. Esta tendencia fue progresivamente instalándose entre las clases trabajadoras pero adaptando la forma y el tamaño a las necesidades de la mujer trabajadora. 

Estos últimos años, se ha revolucionado el mercado de la manicura con las nuevos métodos para pintarse las uñas

Las tendencias en uñas de los últimos años

La manicura francesa: Esta forma de pintarse las uñas que consiste en pintarse una línea fina en el extremo y dejar el resto de la uña transparente o de color rosado es una tendencia que siempre vuelve. Este modelo de uñas que se hizo famoso en los años 70 sigue siendo utilizado por las mujeres debido a su elegancia y discreción. Ahora bien, el concepto original de manicura francesa se ha modernizado desde los años 70 y aunque todavía se opta por su forma tradicional, hay quienes han optado por darles toques más modernos cambiando la línea por otro color que no sea el blanco. 

Las uñas postizas: Esta técnica implica la aplicación de una uña postiza sobre las uñas naturales, la única diferencia que existe entre los diferentes métodos es el material del que está fabricada la uña postiza. Las uñas postizas pueden ser de gel, acrílicas o de porcelana. 

Las uñas de porcelana se elaboran a base de fibras de vidrio, son las más resistentes y también las más veteranas en el mundo de la uña postiza pero también requieren un mantenimiento cada 15 días. 

Las uñas acrílicas se elaboran mezclando un líquido con un polímero en polvo que se aplica sobre la uña creando dos capas para que queden duras y resistentes. Posteriormente, se le da la forma deseada, se liman y se aplica el color que se desea. Este método requiere volver a manicurista a las tres semanas para rellenar las uñas que han crecido. 

Las uñas de gel se fabrican con unos geles que tienen una textura entre solido y líquido. Se aplican dos capas y entre capa y capa se utiliza una lámpara de rayos ultravioleta para que se endurezcan. Las uñas de gel se pueden llevar el tiempo que se desee pero se necesita realizar un mantenimiento conforme la uña va creciendo. 

Hasta ahora estas eran las opciones para las que no conseguimos tener unas uñas largas, duras y bonitas. Sin embargo, hay una nueva tendencia en manicura viene pisando fuerte entre las influencers: las uñas de gelatina. ¿Te atreverías con esta nuevo modelo de uñas? 

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse