El cerebro es el responsable de que actuemos mal

Cuando engañamos o nos portamos mal, nos sentimos mal después. Aparece un sufrimiento de culpa que nos genera sufrimiento, pero cuando nos acostumbramos a este comportamiento, la culpabilidad va desapareciendo. Un equipo de investigadores de la University College de Londres ha demostrado que el cerebro es el responsable de ésto. Cuando nuestras neuronas se acostumbran al engaño, las señales emocionales negativas se reducen. Llegamos a un punto en el que nos portamos mal con más facilidad.

El cerebro es el responsable de que actuemos mal
Leer más
Leer más