Una joven madre ha tenido que tomar una decisión horrible.

Ashley Bridges estaba embarazada de 10 semanas cuando tuvo que hacer una elección terrible: su vida o la de su futuro bebé.

Una joven madre ha tenido que tomar una decisión horrible.
Leer más
Leer más