Le da una paliza a su novia sin saber que todo Internet lo estaba viendo

Le da una paliza a su novia sin saber que todo Internet lo estaba viendo

La cantante sudafricana Babes Wodumo hablaba con sus fans a través de las redes sociales cuando su novio, un muy conocido rapero, aparece en la habitación y le da una fortísima paliza. 

Aviso: las imágenes que acompañan a este artículo son fuertes y pueden herir tu sensibilidad. 

Las imágenes captan el momento en el que una cantante sudafricana que hablaba con sus fans a través de las redes sociales es brutalmente agredida por su novio, un famoso rapero.

El susodicho aparece en la habitación desde la que la chica charla tranquilamente, vestido en calzoncillos y sin mediar mayor palabra le propina dos fortísimos guantazos y le tira del pelo de forma muy violenta. 

El maltratador abandona la escena y la chica se queda sollozando en la habitación, presa del pánico y del dolor. 

Por "suerte" la agresión fue retransmitida por las redes sociales, constituyendo una prueba irrefutable del maltrato sufrido. Lo cual no es un dato menor: en muy numerosas ocasiones, las mujeres se enfrentan no sólo al horror de la violencia de género sino también al juicio social de aquellos que se niegan a creerlo o que incluso las culpan de lo sucedido.

Y en el caso de esta chica, cuyo novio es un famoso rapero, estandarte de la masculinidad más rancia, es especialmente importante. ¿La habrían creído de no haber tenido el vídeo que demuestra la agresión? ¿habría aceptado la sociedad sudafricana que ese héroe de la música es en realidad un maltratador sin escrúpulos?

Afortunadamente, el vídeo garantizó el arresto del tipo. Pero salió horas después, tras haber pagado una fianza más que absurda en relación a lo ocurrido: 7000 rands (unos 123 euros). Y sus declaraciones a los medios sólo vinieron a confirmar el perfil de delincuente maltratador, pues justificó su comportamiento argumentando que era culpa ella.

Al parecer la chica le había despertado de una forma muy violenta y su agresión era una mera respuesta a una supuesta agresión previa. Como si eso justificara nada. Como si el vídeo no fuera lo suficientemente claro. Como si fuéramos imbéciles. 

La violencia de género es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las mujeres en todos los rincones del mundo. Según datos de ONU Mujeres, un 35% de las mujeres de todo el mundo ha sido víctima en algún momento de violencia física y/o sexual or parte de un compañero sentimental o violencia sexual por parte de otra persona distinta a su compañero sentimental. Y ojo, que estas cifras no incluyen el acoso sexual. 

Leer más
Graba a su gato por las noches y alucina cuando ve las imágenes

¿Alguien sigue poniendo en duda esta triste realidad? Te damos otro dato: se estima que de las 87,000 mujeres que fueron asesinadas en todo el mundo en el año 2017, más de la mitad (50-58%) fueron asesinadas a manos de sus parejas o familiares. Lo que quiere decir que 137 mujeres mundo son asesinadas a diario en el mundo por un miembro de su familia. Más de un tercio de las mujeres asesinadas en el 2017 fueron exterminadas por su actual o ex pareja. 

Y para los que se estén consolando con la idea de que el caso que presentamos en este artículo sucedió en África, ese continente que miramos con superioridad pensando que las atrocidades que allí se producen no nos conciernen, te damos un dato final: una media de 58 mujeres mueren cada año víctimas de la violencia de género en un país como España. 

La violencia de género es un delito. Ayudemos a las víctimas a recurrir a las autoridades. En España, 016 es el número habilitado por el Estado para denunciar casos de violencia de género. Se proporciona todo tipo de asistencia a las víctimas y no deja rastro en la factura de teléfono. Denuncia. Ni una más. 

Natalia C
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración