¿Por qué hay que cambiar las fundas de las almohadas habitualmente?
¿Por qué hay que cambiar las fundas de las almohadas habitualmente?
Leer más

¿Por qué hay que cambiar las fundas de las almohadas habitualmente?

Las utilizamos todas las noches y a veces, dejamos lo de lavarlas para otro momento. Por lo tanto, están llenas de bacterias. Te explicamos por qué hace falta lavarlas de manera habitual.

Aunque lavar las sábanas sí que puede resultar tedioso, lavar las fundas de almohada no requiere más que un poco de tu tiempo. Por desgracia, no todo el mundo las lava tan a menudo como se debería.

Aquí tenemos las razones principales que te motivaran a lavarlas con mucha más frecuencia. ¿Lo ideal? Sería lavarlas al menos una vez por semana.

1. Tener una piel más bonita

Puede que no lo sepas pero es uno de los causantes principales de los granitos en tu cara. ¿Por qué? Entre la contaminación exterior, el maquillaje, las cremas de noche... Las fundas de las almohadas acaban llenas de residuos de grasa, sudor y bacterias. Todos ellos, factores que pueden dar lugar a imperfecciones en la piel. ¡Cuanto más las laves mejor!

2. Tener el pelo limpio y brillante

De tanto dormir y posar la cabeza en la almohada, esta absorbe gran parte del sebo del cuero cabelludo o las bacterias que provienen del exterior, o incluso residuos de champú en seco. Básicamente, todo lo que pueda salir de tu pelo. Y aunque acabes de lavarte la cabeza. Poner la cabeza en una funda sucia no va a mejorar la situación, y hará que tengas que lavarte el pelo más a menudo.

3. Evitar la acumulación de bacterias

Con las bacterias que puedes acumularse rápidamente dependiendo de diferentes factores (mencionados más arriba), hay que priorizar una higiene y un lavado habitual. Opta por un lavado de 60º en la lavadora. Esto matará a todas las bacterias.

Escrito por Andrea DP

Sin conexión
Verifique su configuración