Los mejores trucos para que las sartenes te duren más, según la OCU
Los mejores trucos para que las sartenes te duren más, según la OCU
Leer más

Los mejores trucos para que las sartenes te duren más, según la OCU

Si te gusta comer bien y cocinar, sabrás que la peor parte de todas llega cuando hay que fregar. Y lo más incómodo de todo sabemos que es dejar las sartenes como los chorros del oro. Si lo que necesitas es dejarlas como nuevas y que te duren el máximo tiempo posible, te desvelamos los mejores trucos para ello, según la OCU.

Cocinamos, nos reímos, preparamos lo que más nos gusta en los fogones, ¡pero lo de fregar es lo peor de todo! Y si ya nos centramos en las sartenes, aquello es un castigo divino.

Los restos de comida se quedan pegados, la grasa no termina de salir y terminamos rayándolas y estropeándolas con productos innecesarios, en los que también gastamos un buen dinero.

Para que no sigas sufriendo este calvario, te damos los consejo que recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y que te dejarán las cosas más que claras a este respecto.

Antes de comenzar a hablar de limpieza, la organización recomienda haber elegido la sartén correcta para realizar nuestro plato del día. Pero, ¿cómo saber eso? Las pautas que debes de seguir a la hora de hacerte con una de ellas es el de ergonomía (que sea cómoda), que posea los certificados pertinentes (que puedan usarse con alimentos) y que sea versátil, o lo que es lo mismo, que nos sirvan un poco para todo pero con cuidado de usar la mejor en el momento oportuno.

Una vez la elección está tomada y ya hemos usado este utensilio de cocina, lo que debemos tener en cuenta es que nunca tenemos que meterlas debajo del grifo de agua cuando la sartén aún está caliente.

Al parecer, esos cambios de temperatura dañan sus materiales metálicos. Lo que aconseja la OCU en este caso es dejar que se enfríen y luego disponernos a limpiarlas.

Otro de los trucos que harán que tus sartenes tenga una vida más larga es que no debes usar nunca estropajos metálicos. Si los materiales de este utensilio de rayan empezarán a degradarse y harán que los alimentos comiencen a pegarse.

Además, aunque cada sartén tenga su limpieza específica, la norma general es que, según informa La Vanguardia, las antiadherentes se deben limpiar con una pasta de bicarbonato de sodio, agua y vinagre. Por su parte, con las de acero inoxidable debemos espolvorear bicarbonato de soda y agregar agua.

En las de teflón, al ser un material delicado, los especialistas recomiendan el uso de una espátula de madera para quitar los restos de comida y únicamente un estropajo suave para lavarla.

Y aunque todo esto te parezca demasiado especializado, lo cierto es que hay unos trucos generales que siempre le van a ir bien, ¿sabes cuáles son? En primer lugar la mezcla de un buen detergente y agua tibia es siempre un acierto y, como segundo consejo general te decimos que la sal es la madre de todas las curas, en cuanto a grasa incrustada se refiere.

¿Qué hacer con ella? Echa unas tres cucharadas de sal en la sartén caliente y, cuando esta esté ya oscura (en unos tres minutos), déjala enfriar y elimina los resto con una paño seco. ¡Pan comido!

¡Ah! Una cosa más. Sabemos que el lavavajillas es muy cómodo pero si lo que quieres es que te duren tus sartenes, la OCU aconseja evitarlo y lavarlas a mano.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración