Los lugares que son nidos de bacterias en el cuarto de baño

Los lugares que son nidos de bacterias en el cuarto de baño

Es una habitación dedicada a la limpieza y, sin embargo, está lleno de lugares sucios y rebosa de bacterias.

¿Y si tu cuarto de baño, supuestamente dedicado a asegurar tu higiene, fuera un lugar muy sucio?

En esta habitación a menudo húmeda, los microbios tienen muchos lugares en los que desarrollarse, y los primeros suelen ser los objetos que utilizas para lavarte: los guantes y las esponjas de baño. Según Le Parisien, contienen bacterias, levaduras y moho, un maravilloso cóctel que puede causarte infecciones. Para evitar estos problemas, debes cambiarlos con regularidad, enjuagarlos bien y dejarlos secar tras cada utilización.

Consejos para la limpieza del baño

Aunque la limpieza del cuarto de baño no es la más deseada por ninguno de nosotros, junto con la cocina es una de las zonas de la casa con las que más concienzudo se debe ser, en cuanto a la limpieza.

Aunque la televisión nos vende miles de productos de marca, efectividad de los cuales no cuestionamos, no necesitas más de tres productos básicos para que tu baño quede como los chorros del oro. El principal de estos tres productos es el vinagre blanco, mezclado con agua o por sí solo, es un producto multiusos. El vinagre sirve para eliminar las manchas de cal de la mampara de la ducha o de la bañera, eliminar los restos de jabón que se acumulan alrededor del los desagües e incluso para limpiar los azulejos del cuarto de baño.

Otro producto que, aunque no está destinado para la limpieza, es bastante efectivo, es la Coca-cola. Esta bebida gaseosa tiene un poder activo contra la suciedad que hace que sea un buen instrumento para la limpieza del interior de tu WC.

Y por último, pero no el menos efectivo, es la lejía. Si es verdad que es un producto un poco más agresivo que los anteriores pero tras que se ha secado, la desinfección de tu cuarto de baño es completa.

No olvides otros elementos de tu baño

Las zonas principales a limpiar son el lavabo, la bañera o ducha y el inodoro. Aunque no que hay olvidar otros elementos que usamos a diario que también son susceptibles de acumular bacterias.

Leer más
Los diferentes usos del vinagre que cambian la vida

Uno de estos nidos de bacterias es la cortina de la ducha. Si es demasiado larga o se queda plegada y se seca mal pueden desarrollarse hongos en ella. Tampoco debemos dudar en cambiarlas de vez en cuando. Tómate el tiempo de acortarlas si es necesario y estíralas bien tras cada uso para que los pliegues no permanezcan húmedos.

La zona del lavabo tampoco está mucho más limpia. En el vaso en el que guardas los cepillos de dientes, por ejemplo, también proliferan los gérmenes. De nuevo, es necesario lavarlo constantemente, pero no vale con pasar un poco el estropajo. Según Le Parisien, es necesario introducirlo en el lavaplatos o dejarlo sumergido en agua jabonosa durante 20 minutos para acabar con las bacterias.

Eléonore Valton
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración