El error que todos cometemos cuando limpiamos el baño

¿Quieres que tu baño esté impecable? Te damos algunos consejos para dejarlos flamantes. Y verás que hay ciertas cosas que hay que evitar.

El error que todos cometemos cuando limpiamos el baño
Leer más
Leer más

Varias veces a la semana, esta es la parte de la tarea de "limpieza": limpiar los baños. Tienes que admitir que esta tarea doméstica es seguramente la más desagradable.

Frotar el fondo del inodoro, blanquear las paredes, desinfectar la taza… No es algo que nos encante. ¿Pero sabes cómo limpiar tu baño correctamente?

El error que no debemos cometer cuando lavamos nuestros baños

Normalmente usamos lejía para limpiar nuestros baños. Este es un error que no debemos cometer. ¿La razón? La lejía es un producto que desinfecta y blanquea, pero no limpia.

Los peligros de la lejía

Puede que no lo sepas, pero la lejía es un producto extremadamente dañino que es mejor no usar en casa. Compuesto de cloro disuelto en una solución de potasa, puede provocar reacciones químicas peligrosas o incluso mortales, especialmente si la lejía entra en contacto con el amoníaco.

Tal y como informan desde la revista francesa Femme Actuelle, este combo puede crear gases muy tóxicos. Además, si el inodoro no tiene el brillo adecuado, probablemente se deba a que hay cal en el fondo de la taza del mismo.

¿Cómo se quita la cal del inodoro?

Para deshacerse de él, no hay ningún secreto, te aconsejamos que uses vinagre blanco. Este producto limpiará y desinfectará a fondo su inodoro.

Para desincrustar la cal completamente, también se recomienda verter una cucharada de bicarbonato de sodio en el inodoro y luego añadir vinagre blanco. La reacción química aflojará la cal. Muy práctico, ¿no?