Lady Di: confesión del príncipe Harry sobre el funeral de su madre
Lady Di: confesión del príncipe Harry sobre el funeral de su madre
Leer más

Lady Di: confesión del príncipe Harry sobre el funeral de su madre

Hace 20 años, Lady Diana perdió la vida en el túnel de la calle Georges-Pompidou. Sus hijos, el príncipe William y el príncipe Harry, de 15 y 12 años respectivamente, estuvieron presentes en el funeral de su madre. Un episodio muy duro que "traumatizó" al príncipe Harry, el cual habló ante los medios sobre la muerte y el funeral de su madre.

La muerte de Lady Diana dejó en estado de shock a medio planeta pero no nos podemos imaginar lo duro que llegó a ser para sus hijos Guillermo y Harry, que tenían 15 y 12 años respectivamente en aquel momento. La muerte de una madre cuando se es tan joven, es algo difícil de superar. Los momentos que siguen a esa pérdida y el funeral son los más difíciles para cualquiera que tuviera que pasar por esa situación. Pero si además le añadimos el factor de que se trata de la Familia Real de Inglaterra, es incluso más duro o complicado.

Miles de medios de comunicación de todo el mundo grabaron las imágenes del funeral de Lady Di y pese a ser un momento doloroso para la familia, los fotógrafos estaban al quite para sacar cualquier instantánea de la familia. Un funeral real que se convirtió en todo un reality.

El príncipe Harry ha decido hablar sobre cómo se sintió tras la muerte de su madre. El joven ha confesado que fue una experiencia "traumatizante" y que se refugió en su familia y especialmente en su hermano Guillermo que fue todo un apoyo para él.

Hasta el momento no estaba preparado para contar al mundo cómo tuvo que afrontar todo esa situación. Recuerda especialmente duro el recorrido detrás del féretro de su madre hasta la iglesia donde se le hizo la misa de despedida.

El príncipe Harry pasó por una época en la que se desquitó de todo el sufrimiento. Confiesa que salía mucho de fiesta, bebía y fumaba demasiado. Por otro lado, el boxeo también le ayudó a lidiar con la cólera que la muerte de su madre le había dejado. Sin embargo, actualmente, el príncipe está mucho más centrado. Ha seguido la obra de su madre ayudando a asociaciones caritativas.

En cuanto a su vida amorosa, está completamente enamorado de Megan Markle, una actriz estadounidense conocida por su papel de Rachel Zan en la serie Suits. Se conocieron en una cita a ciegas gracias a una amiga que ambos tenían en común y triunfó el amor. La pareja es tan feliz que comunicaron a la prensa inglesa su boda para la primavera del 2018.

¡Preparen sus mejores galas que nos vamos de boda! Nos alegramos que el príncipe Harry haya podido restablecerse de la pérdida de su madre y sea feliz junto a Megan. Nosotros nos quedamos con la frase de Harry : "Ella fue nuestra madre y seguirá siéndolo y, por supuesto, como hijo, diré que era la mejor madre del mundo", ya que somos muchos los que estamos de acuerdo con que Lady Diana era una gran mujer.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración