Filtran una conversación subida de tono entre el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles

Filtran una conversación subida de tono entre el príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles

Es sabido por todos que el amor de la vida del Príncipe Carlos fue Camilla Parker Bowles, de la que se enamoró perdidamente a los 23 años. Desde entonces no pudo sacarla de su cabeza, ni siquiera cuando le dio el sí quiero a Lady Di. El matrimonio de los Príncipes de Gales fue toda una farsa que arrastra una larga cola de romances que ambos mantuvieron fuera de su matrimonio. La prensa británica se hizo eco de todos los rumores de sus amoríos y sacó a la luz informaciones que pusieron en peligro a la realeza, entre ellas una de las conversaciones íntimas que mantenía el príncipe con su amante Camilla. 

El matrimonio del príncipe Carlos y Lady Diana no conoció el verdadero amor. El heredero del trono británico nunca consiguió sacar de su cabeza a la mujer que le volvió loco cuando tan solo era un adolescente y con la que retomó una relación años después de casarse con Lady Diana y tener a sus dos hijos. Con el paso de los años el príncipe cada vez disimulaba menos sus líos amorosos y aunque nunca los reconoció abiertamente su mujer siempre fue consciente de la relación que mantuvo con Camilla Parker Bowles. De hecho en más de una ocasión tuvo que aguantar escuchar las conversaciones íntimas que mantenían por teléfono cuando el príncipe Carlos se encerraba en el baño de su habitación.

Esos episodios fueron una auténtica humillación para Diana, y poco tiempo después de hacer oficial su separación salieron a la luz en la prensa británica. Los diarios transcribieron palabra por palabra las llamadas eróticas entre el príncipe Carlos y su amante y desataron un escándalo que puso en peligro a la realeza británica. ¡Te contamos todos los detalles en el vídeo!

Un matrimonio sin amor 

Aunque el matrimonio de los príncipes de Gales fue conocido por ser una farsa, la relación del príncipe Carlos y su difunta esposa no fue fría desde el primer momento. Cuando se conocieron, Diana apenas era una adolescente de 16 años y el príncipe Carlos que estaba en la flor de la vida disfrutaba de sus 29. 

Hija de los Spencer, una familia que siempre tuvo vínculos con la familia real británica, conoció al príncipe de Gales siendo muy joven. Cuando se conocieron, el hijo mayor de la reina Isabel II visitó la residencia de la familia y se dejó cortejar por Sarah, la hermana mayor de Lady Diana, aunque no pudo evitar fijarse en la pequeña de la familia Spencer a pesar de su diferencia de edad. 

Tras varios encuentros en eventos sociales, con el paso de los años su relación se volvió más y más cercana. El príncipe visitaba con frecuencia la residencia de los Spencer para cortejar a Diana y acabaron por formalizar su noviazgo con el paso de los años. 

Leer más
Operación Triunfo 2018 cierra sus puertas con un final agridulce

En febrero de 1981, el príncipe Carlos y Diana se comprometieron y acabaron dándose el sí quiero. No fue un enlace lleno de felicidad, su matrimonio se ensombreció por los celos de ella, conocedora del contacto que mantenía el príncipe con Camilla Parker Bowles, quien años antes fue su amante. 

Así se casaron finalmente los príncipes de Gales, ella llena de dudas y celosa de Camilla y él sin ganas, apático con su esposa a la que apenas le había dedicado palabras de amor. Años de desdicha se anunciaban entre ellos, el conocido matrimonio sin amor, hasta que anunciaron años después su separación. 

Marta A
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración