Squirt: 5 pasos para conseguir la eyaculación femenina

Squirt: 5 pasos para conseguir la eyaculación femenina

Si nunca la has experimentado, es muy probable que hayas creído que la eyaculación femenina es un acto mágico que sólo se le da a un grupo de selectas y afortunadas mujeres, sólo que a ti no te ha tocado ser una de ellas. ¡Error! Como muchas cosas de nuestra sexualidad, la eyaculación femenina puede ser generada, practicada y explorada hasta que tú también la logres.

¿Qué es la eyaculación femenina?

Tal vez nunca hayas escuchado hablar de ella pero no hay nada de qué avergonzarse: la sexualidad femenina sigue siendo un poco tabú para algunas personas y no tiene tanta prensa. Saber que es la eyaculación femenina te dará la curiosidad suficiente para querer intentarlo: es la expulsión de fluidos durante un orgasmo: lo mismo que suele suceder con los hombres, pero en el caso de las mujeres y aumentando mucho más el placer a la hora del clímax

¿Por qué a todas no nos sucede?

Que no a todas las mujeres les suceda todo el tiempo la hace un poco más misteriosa, pero la eyaculación femenina tiene una explicación científica de la cual podemos aprender más sobre nuestro cuerpo y trabajar para lograrla. Los fluidos que se observan durante este proceso son una escasa cantidad que la próstata femenina genera, y aunque pueden ser confundidos con orina, se trata de una textura mucho más espesa y blancuzca. 

¿Cómo estimularnos para que suceda?

La práctica hace a la perfección y para eso, lo mejor es que empieces practicando tú solita antes de involucrar a otros en la cuestión. Conocer tu cuerpo y reconocer tu propio disfrute no sólo es sumamente empoderador, sino que también te da las herramientas para llevarlo a un acto sexual compartido. Lo primero que debes hacer es relajarte y no hay que frustrarse si a la primera no sucede: concéntrate en el placer y no en el resultado.

Cómo conseguir la eyaculación femenina 

Lo primero que te recomendamos es que busques un momento en soledad y sin interrupciones, pon algunas toallas en la cama, crea un ambiente agradable y confortable y sigue estos pasos que te mostrarán cómo conseguir la eyaculación femenina:

Comienza por estimularte

Empieza tocando tu clítoris y acomoda el ritmo a lo que a ti más te funcione: no hay correctos o incorrectos cuando se trata del placer. 

Buscar el punto G

Una vez que tu clítoris se encuentre en erección, introduce el dedo anular en tu vagina y apunta hacia arriba. Puede que al principio te lleve tiempo pero recuerda no ponerte ansiosa o nerviosa sino disfrutar de la experiencia a cada momento: después de todo, si estás haciendo esto es para disfrutar y no para martirizarte.

Reconoce tu punto G

Una vez que hayas encontrado tu punto G (te darás cuenta que es una zona más rugosa y que tras la estimulación se hincha notablemente), felicidades: tu vida sexual nunca volverá a ser la misma. De veras, tener conocimiento de nuestro punto mayor de placer es un boleto de ida. Estimula esa zona con tus dedos alternando la cantidad de presión, ritmo e intensidad prestando mucha atención a qué es lo que más te gusta. 

¿Lo estoy haciendo correctamente?

Si después de unos minutos de estimular tu punto G sientes ganas de orinar, no te detengas: es un miedo natural, pero créeme que este este es el mayor indicio de que estás en el sendero de la felicidad y la eyaculación femenina.

Leer más
¿Cómo hacen las chicas el amor en cada parte del mundo?

La tierra prometida

Aunque sientas la sensación de querer dejar todo como está a irte corriendo al baño a orinar: no te detengas. Deja que tu cuerpo hable hasta alcanzar el orgasmo sin preocupaciones (para eso colocamos las toallas, ¿recuerdas?) y disfruta de tu primera eyaculación femenina.

No hay vergüenza ni pudor posible en algo que tenga que ver con una sexualidad más intensa y feliz. Conócete, haz que tu pareja conozca tu cuerpo y disfruta de todo lo que tu cuerpo está listo para ofrecerte. 

• Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración