¿Sabías que hay un sofá exclusivamente para mejorar posturas sexuales?

Hoy presentamos el ¡Sofá Tantra! Si tienes curiosidad por saber cómo es o cómo usarlo, aquí te resolvemos algunas de las dudas que te estarás haciendo. Pero lo que quede bien claro es que este sofá tiene una forma muy particular, además de que su función es la de ¡dar placer!

¿Sabías que hay un sofá exclusivamente para mejorar posturas sexuales?
Leer más
Leer más

Es sillón tiene varios nombres, pero el más conocido es el de "Tantra" o "Sofá del kamasutra" se trata de un mueble erótico con modernas curvas ergonómicas, con el fin de ayudar a realizar posiciones y posturas diferentes más profundas sin tener que realizar mucho esfuerzo. Generalmente el sillón tántrico está hecho de material y texturas resbaladizas que hacen que sea lavable y durable para que lo puedas usar frecuentemente.

Sofá Tantra para mejorar posturas sexuales Shutterstock

Si lo vemos en algún hotel o motel, quizás se nos venga a la mente que es un sillón para descansar, para estar relajado y descansar gracias al diseño de sus curvas que se adaptan muy bien a la columna vertebral. Sin embargo, no está pensado para ello (aunque también se le puede dar el uso que quiera), sino para hacer el amor. Y el hecho de que sus curvas se adapten tan bien al contorno del cuerpo hacen de él un encuentro sexual placentero.

¿Nos ponemos a la práctica?

Quizás haya posturas que te encantaría hacer, pero quizás no encuentras la forma de hacerla sin que te desconcentres o no encuentres el lugar perfecto... Pues bien, este sofá te va a ayudar a recrear todas esas posiciones del kamasutra que fantaseaste. Viene genial para aquellos que tienen problemas de espalda o movilidad. Su suave forma curva ayuda con los movimientos sin que sufra ningún músculo o haya riesgo de dolor en las articulaciones.

Gracias a que el cuerpo está colocado de forma estable en el sofá, es muy fácil seguir el ritmo y marcar diferentes intensidades sin apenas cansarte. El peso se distribuye de manera uniforme por sofá, lo que permite que la pareja esté únicamente centrada en el disfrute y placer de ambos.

¿Qué posturas puedes recrear?

¡Todas las que tu imaginación desee! Algunos/as preferirán las clásicas como: el "perrito", misionero, la cabalgata... Y otros/as preferirán innovar y hacer otras posiciones más complicadas, que requieran más flexibilidad o más equilibrio.

Posiciones sexuales getty

Este sofá no tiene nada negativo, ya que te permite innovar más allá del clásico acostarse en la cama, es un buen auxiliar si se trata de experimentar nuevas posiciones pues evita resbalones y esfuerzos innecesarios que te pueden hacer perder la concentración de tal momento.

No olvides que lo importante es divertirte y pasar un rato de placer con tu pareja o amigos, echa a volar tu imaginación, desinhíbete y utiliza disfraces kinki, antifaces, lencería sexy, etc.