Megan Fox dice que sufre dismorfia corporal y profundas inseguridades ¿De qué se trata?

Las personas con trastorno dismórfico corporal tienen una visión inexacta de sí mismas. Megan Fox se siente así.

Megan Fox dice que sufre dismorfia corporal y profundas inseguridades ¿De qué se trata?
Leer más
Leer más

La actriz, Megan Fox se sincera sobre sus "profundas inseguridades" y admitió que lucha con su imagen corporal a pesar de ser conocida por el mundo como un símbolo sexual.

"Sí, tengo dismorfia corporal. Tengo muchas inseguridades profundas", dijo Fox, de 35 años, en una entrevista conjunta con su novio Machine Gun Kelly para la revista británica GQ Style publicada el lunes.
"Podemos mirar a alguien y pensar: 'Esta persona es tan bella'. Su vida debe ser muy fácil. Probablemente no se sientan así con ellos mismos", explicó.

¿Qué es la dismorfia corporal?

La característica esencial de este trastornoes la preocupación por un defecto en la apariencia física. El defecto puede ser imaginario; si un ligero defecto físico es aparente, la preocupación es claramente desproporcionada.

A la mayoría de los afectados les resulta difícil controlar estas preocupaciones y apenas intentan resistirse a ellas. A menudo pasan varias horas al día pensando en su "defecto" hasta el punto de que estos pensamientos pueden dominar sus vidas. El funcionamiento está generalmente deteriorado en muchas áreas.

La sensación de vergüenza por su "defecto" puede llevar a los afectados a evitar situaciones sociales y laborales. En algunos casos, la evitación de las actividades rutinarias puede conducir a un aislamiento social extremo.

getty

Características del trastorno

Pueden pasar varias horas al día examinando su "defecto" en cada espejo y otra superficie reflectante que encuentren. Pueden realizar un aseo corporal constante (por ejemplo, peinarse constantemente, tirarse del pelo, maquillarse de forma ritual, rascarse la piel).

Aunque pueden estar tratando de reducir su ansiedad al hacer esto, en realidad suelen aumentar su preocupación y la ansiedad asociada.

Por ello, algunas personas evitan los espejos, a veces tapándolos, a veces eliminándolos de su entorno, y otros pasan por periodos alternativos de autoexamen constante en los espejos y periodos de evitación de este. Pueden pedir con frecuencia que se les tranquilice sobre su "defecto", pero su alivio es temporal; de hecho, es imposible.

  • Preocupación por un defecto imaginario en la apariencia física. Si se aprecia un ligero defecto físico, la preocupación es claramente desproporcionada.
  • La preocupación provoca un sufrimiento clínicamente significativo o un deterioro del funcionamiento social, laboral o de otro tipo importante.
  • La preocupación no se explica mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, la anorexia nerviosa en la que hay insatisfacción con la forma y el tamaño del cuerpo).

Tratamiento

Se recomienda la terapia cognitivo-conductual (TCC) para tratar los trastornos dismórficos corporales. Al igual que en el caso de la depresión, el psiquiatra o el psicólogo trabaja sobre las distorsiones cognitivas, es decir, los patrones de pensamiento distorsionados que conducen a un comportamiento tóxico en el paciente.