Los ejercicios Kegel ayudan a mejorar el sexo para ti y tu pareja

¿Sabías que además de para fortalecer el suelo pélvico los ejercicios Kegel mejoran la calidad del sexo? Te explicamos cuál es la relación entre ambos y cómo sacarle partido.

Los ejercicios Kegel ayudan a mejorar el sexo para ti y tu pareja
Leer más
Leer más

Si eres madre o superas los 50, seguro que en algún momento has intentado o te han recomendado los ejercicios Kegel.

Este conjunto de ejercicios para el suelo pélvico persigue un único objetivo: fortalecer la musculatura del aparato reproductor y urinario para controlar pérdidas de orina (entre otras situaciones embarazosas).

Nos es extraño, pues, que sea una de las recomendaciones de matronas y ginecólogos para las mujeres antes y después de dar a luz. Pero sus beneficios van más allá.

¿Sabías que también ayudan contra el estreñimiento? Y sin ir al gimnasio. Y sí, mejora la vida sexualtanto de hombres como de mujeres.

5 beneficios para tu vida íntima de incluir ejercicios Kegel en tu rutina diaria

La base de esta relación ejercicio-beneficio tiene que ver con el resultado. No en vano, al fortalecer los músculos del suelo pélvico se incluyen los implicados en las relaciones sexuales.

Y no solo para las mujeres. Los hombres se benefician igualmente, y no solo por mejorar el sexo con sus parejas. Para ellos también son recomendables.

Así, en primer término, los ejercicios Kegel mejoran la capacidad para tener orgasmos (y son más intensos).

Como cualquier ejercicio muscular, se estimula la circulación sanguínea. En la vagina esto supone un incremento de excitación. Es, en definitiva, un lubricante natural.

A esto se suma que los músculos están más tersos y al mismo tiempo, más relajados. Lo que implica que durante la penetración la zona esté menos tensa y no solo no sea doloroso, sino que aumente la sensibilidad. Para ambas partes.

En los hombres, además de aumentar la confianza sexual se incrementa el tiempo de erección.

¿Te hemos convencido?

¿Tienes cistitis después de las relaciones? Te explicamos por qué ocurre ¿Tienes cistitis después de las relaciones? Te explicamos por qué ocurre