Lesiones internas durante las relaciones sexuales, lo que debes hacer
Lesiones internas durante las relaciones sexuales, lo que debes hacer
Lesiones internas durante las relaciones sexuales, lo que debes hacer
Leer más

Lesiones internas durante las relaciones sexuales, lo que debes hacer

Pese a que las relaciones sexuales son en su mayoría de veces placenteras, también existen ocasiones en las que pueden provocar heridas o lesiones que no hay que pasar por alto, ya que pueden derivar en algo más complicado.

Durante las relaciones sexuales, sobretodo en las que existe penetración, existe la posibilidad de padecer algunas lesiones internas. estas lesiones pueden ser vaginales, anales o rectales.

Las lesiones vaginales o desgarros, pueden deberse a movimientos bruscos o fuertes durante la penetración o por la falta de lubricación. Estas no deben tomarse a la ligera pues pueden provocar infecciones íntimas o incluso hemorragias.

Por otra parte encontramos las heridas anales. La entrada anal, esfínter es altamente sensible, y al no estar hecho para la penetración puede lastimarse fácilmente. Estas heridas pueden provocar desgarros con sangrado aumentando el riesgo de contagio de una ETS, por ejemplo.

Por último y aunque menos frecuentes están las lesiones en el recto, el último tramo del intestino. Estas se producen durante el sexo anal, al tratarse de una pared mucho más fina que la de la vagina, estas lesiones se tratan de perforaciones a nivel intestinal.

Para evitar cualquier lesión es recomendable mantener relaciones íntimas conscientes y consensuadas, donde le demos prioridad a la estimulación y la lubricación antes de la penetración.

En caso de sufrir alguna lesión no dejes de acudir a un médico especialista y recuerda que si sufres debes limitar el sexo al menos hasta 10 días para que los tejidos dañados puedan sanar.

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración