Las graves consecuencias que tiene para tu salud el uso de juguetes sexuales, según los expertos
Las graves consecuencias que tiene para tu salud el uso de juguetes sexuales, según los expertos
Leer más

Las graves consecuencias que tiene para tu salud el uso de juguetes sexuales, según los expertos

El confinamiento ante esta pandemia sanitaria han modificado nuestros comportamientos y nuestros hábitos de consumo. Y en materia de sexualidad, que tampoco se ha librado de este cambio, los juguetes sexuales han sido una apuesta segura.

Estos meses de confinamiento ha hecho que nos mantengamos las 24 horas del día aislados y, en muchas ocasiones, sin ver a nuestra pareja sentimental o a nuestros "amigos" especiales.

Ante la falta de actividad física y sexual, los informes sobre consumo en esta materia han sido claros: hemos comprado por internet muchos más juguetes sexuales que de costumbre.

La masturbación, que no solo es buena sino que se recomienda encarecidamente por los expertos como forma de conocer nuestro cuerpo y darnos placer a nosotros mismos, ha sido uno de nuestros trucos.

Sin embargo, no todo es oro todo lo que reluce, pues si bien es cierto que esta práctica es buenísima, habituarse a hacerla siempre usando un juguete sexual no lo es tanto.

Al parecer, nuestro cuerpo puede habituarse más de lo que nos gustaría a estas fricciones y vibraciones y posteriormente, puede que no sintamos lo mismo con la masturbación manual o las relaciones físicas.

Es decir, si nuestro cuerpo se acostumbra a un determinado ritmo de una máquina, una intensidad menor puede hacer que nos frustremos en pareja o cuando usamos únicamente nuestras manos.

Según ha recogido mdzol.com en declaraciones de la experta psicóloga y sexóloga Ana Lombardía: “En algunas ocasiones, sucede que, si nos acostumbramos a masturbarnos usando únicamente el juguete, nos habituamos y, entonces, la estimulación con nuestras propias manos, las de nuestra pareja o la de una lengua no resulta suficiente".

¿El clítoris pierde sensibilidad?

Además, ha añadido: "No es tanto que el clítoris pierda sensibilidad, sino que terminamos acostumbrándonos a lo 'fácil', así como a recibir una estimulación muy potente, a veces, sin estar excitadas. Además, a nivel mental y emocional, hacerlo con vibrador requiere menos 'esfuerzo', entonces, lo preferimos”.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración